Última hora
This content is not available in your region

Los dirigentes surcoreanos se disculpan por el brote de COVID-19 en un barco de la armada

Por Reuters
S.Korea leaders apologise for navy ship COVID-19 outbreak amid vaccine furore
S.Korea leaders apologise for navy ship COVID-19 outbreak amid vaccine furore   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Hyonhee Shin

SEÚL, 20 jul – El primer ministro y el ministro de Defensa de Corea del Sur pidieron disculpas mientras cientos de marineros infectados por COVID-19 eran trasladados a Seúl el martes, después de que se descubriera un brote de coronavirus en un destructor de la marina surcoreana que patrullaba en aguas de África.

Casi 250 de los 301 miembros de la tripulación no vacunada a bordo del destructor Munmu the Great estaban infectados, el mayor grupo de casos de COVID-19 entre militares del país, lo que desató la indignación entre la opinión pública por la incapacidad de su Gobierno a la hora de proteger a los efectivos que prestan servicio en el extranjero.

“Pido disculpas por no haber cuidado mejor la salud de nuestros soldados”, dijo el primer ministro Kim Boo-kyum en una reunión interdepartamental sobre COVID-19, al tiempo que prometió tratamiento y apoyo para la recuperación de la tripulación, que incluye a 12 en estado crítico.

El ministro de Defensa, Suh Wook, se disculpó por no haber vacunado a la tripulación antes de que partiera hacia el Golfo de Adén a principios de febrero en una misión de lucha contra la piratería de ocho meses de duración, y dijo que examinaría las políticas antivirus de todas las unidades militares en el extranjero.

Esta doble disculpa, poco habitual, pone de manifiesto el enfado en Corea del Sur por la gestión de la pandemia, en un momento en que la cuarta ola de infecciones se extiende por el país, donde solo el 13% de los 52 millones de habitantes están totalmente vacunados, en un contexto de escasez de vacunas.

Corea del Sur está luchando contra la peor ola de COVID-19 hasta la fecha, al tiempo que se esfuerza por acelerar su campaña de vacunación en un escenario de escasez de suministros mundiales y retrasos en los envíos.

El país ha afrontado con gran éxito anteriores oleadas de COVID-19, con la ayuda de un sistema masivo de rastreo y pruebas. Sin embargo, solo el 31,7% de sus 52 millones de habitantes han recibido al menos una dosis de la vacuna hasta el lunes, muy por debajo de muchas otras naciones avanzadas.

Las autoridades sanitarias informaron de 1.278 nuevos casos el lunes, lo que eleva el total del país a 180.481 infecciones, con 2.059 muertes

Euronews provides articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.