Última hora
This content is not available in your region

Multas a mujeres en Francia por llevar trajes de baño tipo burkini en la piscina

Access to the comments Comentarios
Por Euronews con AFP
Imágen de archivo de 2016: Nesrine Kenza, que dice estar feliz de ser libre de llevar un burkini, y dos amigos no identificados se adentran en el mar, en Marsella, Francia.
Imágen de archivo de 2016: Nesrine Kenza, que dice estar feliz de ser libre de llevar un burkini, y dos amigos no identificados se adentran en el mar, en Marsella, Francia.   -   Derechos de autor  AP/Copyright 2016
Tamaño de texto Aa Aa

Varias activistas han sido multadas en Francia por llevar burkinis en una piscina de Grenoble.

Cinco mujeres entraron en la piscina de la ciudad para bañarse el miércoles, lo que provocó el desalojo de la instalación a petición de las autoridades, informó la policía francesa.

El Ayuntamiento de Grenoble dijo que las activistas habían bloqueado el acceso a la piscina y fueron desalojadas y se les prohibió entrar en las instalaciones durante dos meses.

El incidente se produce tras un tenso debate entre el alcalde de Grenoble, Éric Piolle, y el Gobierno francés sobre los trajes de baño de cuerpo entero.

Los burkinis -traje de baño que cubre todo el cuerpo excepto la cara- han sido prohibidos por varios municipios franceses desde 2016, argumentando que violan los valores seculares del país. Pero los activistas han argumentado que la prohibición tiene su origen en la islamofobia.

La Alianza Ciudadana declaró en Twitter que siete de sus activistas "exigen el derecho a elegir su traje de baño: completo, de manga larga, de manga corta o incluso en topless".

La organización afirma que la normativa actual es "discriminatoria" y promete seguir luchando por el acceso a la piscina.

Annabelle Bretton, teniente de alcalde de Grenoble, dijo que la protesta y el desalojo de los activistas por parte de las autoridades se había hecho "con calma" y "sin violencia".

Las manifestantes se reunieron más tarde en el Ayuntamiento de Grenoble después de que la policía les pusiera una multa.

En junio de 2019, una docena de mujeres apoyadas por la Alianza Ciudadana habían llevado a cabo una acción similar en la misma piscina de Grenoble en un "acto de desobediencia civil".

El año pasado, el alcalde de la ciudad, Piolle, había pedido en una carta al primer ministro francés, Jean Castex, que el Gobierno decidiera a nivel nacional si prohibía o no los burkini.