Última hora
This content is not available in your region

Activistas LGBT+ exigen inclusión en la primera marcha "Reclaim Pride" del Reino Unido

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Activistas LGBT+ exigen inclusión en la primera marcha "Reclaim Pride" del Reino Unido
Activistas LGBT+ exigen inclusión en la primera marcha "Reclaim Pride" del Reino Unido   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Hugo Greenhalgh

LONDRES, 24 jul (Fundación Thomson Reuters) – Con pancartas y gritando consignas, miles de personas LGBT+ salieron a las calles de Londres el sábado para protestar contra la comercialización de la marcha anual del Orgullo en Reino Unido.

Mientras la primera marcha “Reclaim Pride” pasaba frente al emblemático Palacio de Westminster, los manifestantes dijeron que habían venido a protestar por el estado de los derechos de las personas LGBT+ en el país, en particular los de la comunidad transexual.

“Estamos viendo (…) una cantidad creciente de artículos transfóbicos (en los medios de comunicación)”, dijo Natalie June-Whitaker, una aprendiz de 22 años en consultoría de TI, mientras la gente se reunía en la céntrica Plaza del Parlamento de Londres antes de que comenzara la marcha.

“Están atacando a personas trans inocentes y aumentando la retórica antitrans, que afecta a la vida cotidiana de personas reales”, dijo June-Whitaker.

El año pasado, el gobierno británico desechó una propuesta de reforma que habría permitido a las personas trans cambiar de género legalmente sin un diagnóstico médico.

Los manifestantes también pidieron más diversidad y esfuerzos para hacer frente al racismo tanto dentro como fuera de la comunidad LGBT+.

“Estamos aquí para decir que el Orgullo es sobre la inclusión”, dijo Phyll Opoku-Gyimah, Directora Ejecutiva de UK Black Pride, la mayor celebración LGBT+ de Europa para personas de color, que atrajo a unos 15.000 visitantes en 2019.

“Se trata de la diversidad, de decir la verdad al poder sobre una serie de cuestiones diferentes para nuestros hermanos trans no binarios (y) para Black Lives Matter”, comentó Opoku-Gyimah a la Fundación Thomson Reuters entre el sonido de silbidos y vítores.

La marcha oficial del Orgullo de Londres está prevista para septiembre de este año, después de que las restricciones por el coronavirus obligaran a cancelar el desfile en 2020.

La marcha “Reclaim Pride” se suma a movimientos similares en todo el mundo que expresan su frustración por el hecho de que las celebraciones anuales de los derechos de las personas LGBT+ se hayan convertido en fiestas excesivamente comerciales en lugar de ser una oportunidad para protestar contra la desigualdad.

“No somos una moda para el mes del Orgullo, merecemos visibilidad todo el año”, rezaba una pancarta en Londres.

Nueva York realizó en 2019 su primera Marcha de la Liberación Queer, que según los organizadores fue “una marcha política del pueblo”, celebrada sin patrocinio empresarial y sin barricadas policiales.

“Queremos decir que nuestros derechos humanos deben ser centrales”, dijo el veterano activista Peter Tatchell, uno de los organizadores de la marcha del sábado. “Además de una celebración, el Orgullo tiene que ser una protesta”.

RAÍCESHISTÓRICAS

La primera marcha del Orgullo se celebró a raíz de los disturbios de Stonewall en 1969 en Estados Unidos, cuando la comunidad LGBT+ luchó contra una redada policial en el Stonewall Inn de Nueva York, dando lugar al nacimiento del movimiento moderno por los derechos.

El año pasado se cancelaron una serie de eventos LGBT+ en todo el mundo a raíz de la pandemia del coronavirus, desde una marcha del Orgullo Gay en Rumania hasta una fiesta de baile en Tailandia.

La preocupación por una tercera ola de infecciones persiste, pero este año muchos países de todo el mundo han planificado actos presenciales.

El WorldPride, uno de los mayores desfiles del mundo, que atrajo a unos 5 millones de personas en Nueva York en 2019, celebrará un evento reducido en Copenhague en agosto.

Los londinenses dijeron estar contentos de volver a las calles, tanto para celebrar como para protestar.

“Es bueno estar de vuelta y bueno estar (de vuelta) con orgullo también”, dijo Maureen Marshall, de 86 años y quien ha asistido a las marchas del Orgullo durante casi tres décadas.