Última hora
This content is not available in your region

Las conspiraciones sobre las vacunas son "fantasiosas", según AstraZeneca

Access to the comments Comentarios
Por Shona Murray
euronews_icons_loading
A health worker prepares a dose of the AstraZeneca/Oxford vaccine at a coronavirus vaccination centre in Madrid
A health worker prepares a dose of the AstraZeneca/Oxford vaccine at a coronavirus vaccination centre in Madrid   -   Derechos de autor  GABRIEL BOUYS/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La vacuna AstraZeneca lo tenía todo para ser el arma perfecta para luchar contra la covid-19. Es más barata que el resto y fácil de transportar y almacenar. Pero su impacto se ha visto afectado ante el riesgo de coágulos de sangre extremadamente raros y por el polémico contrato con la UE que ha acabado en los tribunales.

Adam Ritchie, director de proyecto de Oxford/AstraZeneca asegura que los comentarios del presidente de Francia, Emmanuel Macron, sobre la seguridad de AstraZeneca han dado alas a los antivacunas. Macron hizo comentarios como ese y al tener su nivel de influencia, los comentarios tiene impacto, sean o no verdaderos, tanto en su propio país como en el extranjero. Estoy preocupado por si hacen aumentar el escepticismo ante las vacunas. Y eso se aplica a todos los ámbitos. Igual que hacer comentarios sobre la ineficacia de una vacuna basandose en información incorrecta a pesar de que la vacuna haya sido aprobada. Esto no solo daña a una vacuna, potencialmente las daña a todas y eso no es bueno en una pandemia", lamenta Ritchie.

Aun así, Francia siguió usando las vacunas de AstraZeneca para vacunar a los mayores de 55 años.

Pero sigue habiendo millones de personas a nivel mundial que dudan de las vacunas o creen en teorías de la conspiración sobre sus posibles peligros._ “Cualquier idea de que existe una conspiración o que las vacunas no son seguras, pero aun así las distribuimos es fantasiosa. Especialmente para los que trabajamos en el entorno académico donde hemos optado por renunciar a un mejor salario por la oportunidad de tener libertad intelectual académica para intentar hacer el bien común. Trabajamos en vacunas todo el rato con un solo propósito: mejorar la salud"_, explica Ritchie.

La Unión Europea cuenta actualmente con el 57% de la población con la pauta completa y un 70% con una dosis.