Última hora
This content is not available in your region

Más de 3 000 migrantes han entrado en Lituania desde Bielorrusia durante este año

Access to the comments Comentarios
Por Francisco Fuentes  & AP
euronews_icons_loading
Protesta contra la llegada de migrantes en Lituania
Protesta contra la llegada de migrantes en Lituania   -   Derechos de autor  Mindaugas Kulbis/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Crisis migratoria también en las fronteras del este de la Unión Europea (UE), como en esta, la que separa Lituania de Bielorrusia.

Sólo el martes, la policía lituana detuvo a 171 personas, un nuevo récord diario, y ya son más de 3.000 los migrantes que han intentado entrar en territorio lituano en lo que llevamos de año.

Los últimos en llegar procedían de Irak.

La convivencia entre la población local y los migrantes que esperan una solución a su situación, es difícil.

Esta misma semana, decenas de vecinos protestaban contra la decisión del Gobierno lituano de habilitar una antigua escuela como centro de detención de migrantes. Según la policía lituana, varios de los detenidos se negaron a comer, otros se subieron al tejado, y algunos empezaron a romper el mobiliario del recinto.

Además de los controles, en la frontera entre Croacia y Bosnia Herzegovina, los migrantes se encuentran con campos minados desde la última guerra en los Balcanes.

Algunas de sus historias tienen un final feliz, como la de Mustafa Hasan, que llegó de niño a Noruega, procedente de Jordania, junto a su familia de origen palestino.

Al cumplir 18 años fue informado de que sería deportado, porque cuando entraron en el país su madre facilitó informaciones incorrectas.

Ahora un tribunal de distrito de Oslo ha anulado la orden de expulsión, abriendo las puertas a tramitar su permiso de residencia.

Fuentes adicionales • NONRK