Última hora
This content is not available in your region

Alemania apuesta por una tercera dosis a partir de septiembre e Israel comienza ya a aplicarla

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Alemania apuesta por una tercera dosis a partir de septiembre e Israel comienza ya a aplicarla
Derechos de autor  أ ف ب
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania apuesta por una tercera dosis. A partir de septiembre, el país europeo administrará un tercer pinchazo contra el coronavirus tanto a los mayores de 60 años como a las personas más vulnerables.

La tercera dosis será en cualquier caso de Pfizer o Moderna, las vacunas de ARN mensajero. Alemania iniciará también una campaña de vacunación masiva para mayores de 12 años.

En Israel, mientras tanto, estas campañas de refuerzo ya llevan varios días funcionando, dirigidas especialmente a los mayores de 60 años. Una medida con la que el Gobierno trata de hacer frente a su tempranera vacunación, anterior a la aparición de una variante Delta que sí hace efecto en muchos vacunados y que muestra ahora la necesidad de un dosis de refuerzo. Y es que Israel supera actualmente los 2000 contagios diarios.

Lee: La variante Delta se extiende por Florida entre una población cada vez más relajada

Negacionismo radical en Polonia

En Polonia, la mitad de los adultos ya están vacunados, pero otros muchos se oponen firmemente a ello. Hasta el punto de que en Zamosc, al este del país, un centro de vacunación era incendiado en la madrugada de este lunes, obligando a las autoridades a poner en marcha un plan de refuerzo de la seguridad en torno a estos centros.

"Fue un acto de terrorismo", denunciaba ante la prensa el ministro de Sanidad Adam Niedzielski. "Un acto de terrorismo dirgido no sólo contra los que trabajan aquí o contra los servicios sanitarios locales, sino contra el Estado".

Y no ha sido el primero. En Gdynia, al norte del país, las enfermeras de otro centro similar se vieron rodeadas y amenazadas este fin de semana por otros negacionistas radicales, pocos días después de que en Varsovia otro grupo intentara entrar en otro centro de vacunación. Por si el virus no fuera ya suficiente enemigo.