Última hora
This content is not available in your region

Grecia pide reducir el consumo energético ante la ola de calor

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Grecia pide reducir el consumo energético ante la ola de calor
Grecia pide reducir el consumo energético ante la ola de calor   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

ATENAS, 2 ago – Las autoridades de Grecia instaron a la ciudadanía a no derrochar la energía mientras la peor ola de calor en más de 30 años ponía el lunes al límite a la red eléctrica del país y los incendios forestales seguían ardiendo en muchas zonas de su territorio.

Con la previsión de temperaturas de hasta 44 grados centígrados (111 Fahrenheit) para esta semana, las autoridades griegas han advertido de que la demanda de electricidad se disparará, poniendo a prueba la capacidad de una red ya sobrecargada por más de 3 millones de veraneantes durante la temporada turística.

“Nos enfrentamos a la peor ola de calor desde 1987″, dijo el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, tras asistir a una reunión en un centro de gestión de la energía. “Se ha hecho todo lo humanamente posible para asegurar el suministro eléctrico del país. Pero también pedimos a los consumidores que nos ayuden”.

En un verano de clima extremo en Europa, los bomberos griegos han atajado más de 100 incendios forestales en las últimas 24 horas, incluido uno en la isla de Rodas, frente a la costa de Turquía, donde los incendios han matado al menos a 8 personas.

Las autoridades griegas aconsejaron a los ciudadanos que limiten el uso de la energía en las horas punta de la tarde y la noche para evitar el colapso del sistema eléctrico, mientras hogares y empresas recurrían al aire acondicionado para combatir el brutal calor.

El operador de la red eléctrica griega IPTO podría pedir a las grandes empresas que se desconecten voluntariamente de la red durante unas horas e importen energía de países vecinos.

Más de 1.000 personas murieron durante la ola de calor de 1987, que duró una semana, y las autoridades han abierto habitaciones con aire acondicionado para las personas sin hogar.

“Hace mucho calor. No estoy acostumbrado. Ha sido un día precioso, pero muy, muy caluroso”, dijo Gordon Teahy, un turista escocés, sentado a la sombra de un árbol frente a la Acrópolis de Atenas, que se cerró durante parte del día del lunes para proteger a los visitantes del calor.