Última hora
This content is not available in your region

España retira a su embajador en Nicaragua en medio de una profunda crisis política

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
España retira a su embajador en Nicaragua en medio de una profunda crisis política
España retira a su embajador en Nicaragua en medio de una profunda crisis política   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 11 ago – España ha retirado a su embajador en Nicaragua después de que el Gobierno nicaragüense acusara a Madrid de interferir en la política interna, según informó el miércoles el Ministerio de Asuntos Exteriores español, dejando aún más aislado al país centroamericano.

La decisión se produce un día después de que Nicaragua retirara a sus embajadores en México, Argentina, Colombia y Costa Rica en respuesta a medidas similares adoptadas por esos países.

En los últimos meses, las fuerzas de seguridad nicaragüenses han detenido a decenas de prominentes figuras empresariales y políticas opuestas al presidente Daniel Ortega, entre ellas siete candidatos de la oposición a la presidencia. El presidente ha reprimido violentamente las protestas contra su Gobierno.

España, junto con otros países europeos y Estados Unidos, ha pedido reiteradamente a Ortega que ponga fin a la violencia y respete los derechos humanos.

En un duro comunicado publicado el martes, el Ministerio de Asuntos Exteriores nicaragüense acusó a España de interferir en sus asuntos internos y dijo que el país ibérico estaba lejos de ser una democracia perfecta.

Calificó de “terrorismo de Estado” la utilización por parte de España de fuerzas paramilitares vinculadas a antiguos políticos socialistas durante la campaña contra el grupo separatista vasco ETA en la década de 1980 y sugirió que el Gobierno español era responsable de llevar a cabo ejecuciones extrajudiciales de presos.

“Desafiamos y retamos al Reino de España, a asumir toda su responsabilidad verdadera en su feroz y brutal Historia Colonial y Neocolonial”, decía la declaración.

España dijo que rechazaba categóricamente el contenido de la declaración nicaragüense e instó al Gobierno a cumplir con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos.