Última hora
This content is not available in your region

La UE acusa a Lukashenko de utilizar a las personas migrantes para presionar al bloque europeo

Access to the comments Comentarios
Por Yaiza Martín-Fradejas
euronews_icons_loading
La UE acusa a Lukashenko de utilizar a las personas migrantes para presionar al bloque europeo
Derechos de autor  John Thys/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Los estados miembros de la UE respondieron de manera conjunta este miércoles a Bielorrusia ante su estrategia en la frontera lituana. Los Veintisiete acusaron a Lukashenko de utilizar a las personas migrantes como moneda de cambio para presionar al bloque europeo y de llevar a cabo una "guerra híbrida" con la crisis migratoria en Lituania.

Ylva Johansson, Comisaria europea de Asuntos de Interior, afirmó que la UE "tiene que evitar que la gente inicie viajes peligrosos para llegar a las fronteras europeas de manera irregular. No debemos esperar a que la gente llegue a nuestras fronteras exteriores. Tenemos que ayudarles antes. Debemos evitar las rutas irregulares que facilitan los traficantes. En su lugar, deberíamos emprender vías legales y seguras para que las personas que necesiten protección internacional lleguen a la UE."

David Sassoli, presidente del Parlamento europeo, se desplazó a la frontera entre Lituania y Bielorrusia. En una rueda de prensa junto a la primera ministra lituana, señaló a Lukashenko como el culpable del sufrimiento de las personas que llegan a esta zona.

"La frontera entre Lituania y Bielorrusa es una frontera europea, así que el régimen de Lukashenko está usando a esa pobre gente. He visto acciones desmesuradas como funcionarios empujando a gente en la frontera. Se trata tanto de una cuestión de humanidad como de protección de la frontera de la UE", dijo Sassoli.

En lo que va de año, más de 4 000 personas migrantes han llegado a Lituania, como parte de una estrategia de Minsk para presionar a Bruselas tras las sanciones a la economía bielorrusa debido a la represión de las protestas contra el régimen de Lukashenko.