Última hora
This content is not available in your region

Estrella del baloncesto afgano llegada a España teme por el país que ha dejado

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Estrella del baloncesto afgano llegada a España teme por el país que ha dejado
Estrella del baloncesto afgano llegada a España teme por el país que ha dejado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Elena Rodriguez

BILBAO, España, 22 ago – Al iniciar una nueva vida en España tras escapar del caos de Kabul, Nilofar Bayat dijo el domingo que no podía vivir bajo los talibanes, que teme que reviertan todos los logros que Afganistán ha conseguido en los últimos 20 años.

La capitana del equipo femenino afgano de baloncesto en silla de ruedas llegó a Madrid el viernes en un vuelo procedente de Kabul con su marido Ramesh Naik Zai, de 27 años, y más de 100 refugiados.

“Vi en el aeropuerto (de Kabul) lo peligrosos que son (los talibanes). Vi cómo disparaban y golpeaban. Yo lloraba. Mi marido me dijo que fuera fuerte, que nunca te dejaría sola”, dijo Bayat, de 28 años, a Reuters.

“Cuando vi a los talibanes le dije (a mi marido) que quiero dejar este país porque no puedo vivir con esta gente”.

A Bayat le ofrecieron la posibilidad de jugar en el Bidaideak Bilbao BSR, un equipo de baloncesto para personas en silla de ruedas de la ciudad de Bilbao, en el norte de España, donde vivirá la pareja.

Cuando tenía dos años, la casa de su familia en Kabul fue alcanzada por un cohete, que le causó lesiones en la médula espinal. Su hermano murió. El marido de Bayat también resultó herido por una mina.

“Ellos (los talibanes) llegaron y cambiaron mi vida y la de mi marido. Pusieron un dolor interminable en nuestras vidas. Una discapacidad permanente que tenemos que aceptar”.

Bayat, que consiguió una plaza en el avión para salir de Kabul gracias a las gestiones del Gobierno español y de la Federación Española de Baloncesto, teme por el futuro de Afganistán bajo los talibanes.

“Destruirán todos los deseos y logros de los últimos 20 años”, dijo Bayat.

Dijo que temía que el papel de las mujeres se viera disminuido bajo los talibanes.

“Ser mujer en el régimen talibán no significa nada, no formas parte de la sociedad”.

Al comenzar su nueva vida, dijo de sus compatriotas en Afganistán: “Rezamos para que estén a salvo. Por favor, no se rindan”.