Última hora
This content is not available in your region

El grupo Estado Islámico reivindica el doble atentado que ha dejado más de 60 muertos en Kabul

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & Euronews con Agencias
euronews_icons_loading
El humo se eleva por la explosión fuera del aeropuerto en Kabul, Afganistán, el jueves 26 de agosto de 2021.
El humo se eleva por la explosión fuera del aeropuerto en Kabul, Afganistán, el jueves 26 de agosto de 2021.   -   Derechos de autor  AP / Wali Sabawoon
Tamaño de texto Aa Aa

Dos explosiones se han producido este jueves en el exterior del aeropuerto de Kabul provocando más 80 muertos -incluidos menores de edad- y un centenar de heridos, según varias agencias y medios de comunicación. El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha reivindicado el doble atentado en un comunicado difundido por sus canales de propaganda en internet, comunicó la agencia de noticias Efe.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha confirmado que 12 militares estadounidenses se encuentran entre las víctimas mortales de la segunda explosión -ocurrida en las inmediaciones del Hotel Baron, ubicado cerca de la puerta del aeropuerto llamada Abby (Abadía)- y más de una decena ha resultado gravemente herida. El servicio de inteligencia de Estados Unidos afirma que todavía hay amenazas activas contra el aeropuerto, pero descarta el envío de tropas adicionales tras el ataque.

Varias fuentes indican que se trató de "atacantes suicidas". El portavoz de los talibanes, Suhail Shaheen, había desmentido que el grupo haya estado detrás y condenó el doble atentado.

"El Emirato Islámico condena enérgicamente el atentado contra civiles en el aeropuerto de Kabul, que tuvo lugar en una zona donde las fuerzas estadounidenses son responsables de la seguridad. El Emirato Islámico presta mucha atención a la seguridad y a la protección de su pueblo, y los círculos del mal serán estrictamente detenidos", escribió en Twitter.

La filial del EI supuestamente responsable es conocida como Estado Islámico de Jorasán (como los yihadistas se refieren a Afganistán), fue creada en 2015 y es enemiga tanto de Estados Unidos como de los talibanes.

Por su parte, fuentes del ministerio de Defensa de España han informado que sus soldados desplegados en el aeropuerto se encuentran a salvo.

"Por razones de seguridad, el embajador francés no permanecerá en Afganistán", ha anunciado el presidente francés Emmanuel Macron en un discurso desde Dublín.

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó que Reino Unido continuará con la operación para evacuar al personal británico y colaboradores afganos de Kabul pese a la escalada de la situación.

La UE insiste en crear vías seguras hasta aeropuerto de Kabul tras atentado

A través de Twitter, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró que están "siguiendo de cerca la situación" y trasladó sus condolencias a las víctimas y sus familiares. Asimismo, reiteró la petición de la Unión Europea (UE) de garantizar vías de acceso seguras hacia el aeródromo.

"Garantizar el pasaje seguro hacia el aeropuerto sigue siendo vital. Debemos asegurar que la inestabilidad actual no lleva a un resurgir del terrorismo", dijo Michel en la primera reacción de un dirigente comunitario tras el atentado.

Michel mantuvo a lo largo del día conversaciones telefónicas con los líderes de países vecinos de Afganistán, en concreto con el primer ministro paquistaní, Imran Kahn, el emir de Catar, Tamim bin Hamad, y el presidente de Tayikistán, Emomalii Rahmon.

Con ellos abordó la necesidad que ve la UE de se forme un Gobierno inclusivo en Afganistán, la cooperación para combatir el terrorismo y el tráfico de drogas, y las labores de evacuación.

Un temor que se hizo realidad

Varios países occidentales ya habían avisado de que temían un posible ataque al aeropuerto de la capital, donde se están llevando a cabo las evacuaciones de forma acelerada, pese a que la fecha límite acordada para la salida de tropas y civiles era el 31 de agosto.

Kirby, fue uno de los primeros en confirmar la detonación.

"Podemos confirmar que la explosión en la Puerta de Abbey fue el resultado de un complejo ataque que causó varias víctimas estadounidenses y civiles. También podemos confirmar al menos otra explosión en o cerca del Hotel Baron, a poca distancia de la puerta Abbey".

Reuters informó que, según declaraciones iniciales de un funcionario de Estados Unidos, "hay personal estadounidense" entre los heridos y que la explosión fue causada por un "atacante suicida".

Gobiernos occidentales instaron a la población a evitar el aeropuerto a primera hora del día por la amenaza inminente de un atentado terrorista. El ministro británico de las Fuerzas Armadas, James Heappey, dijo a los medios nacionales que había "informes muy, muy creíbles de un ataque inminente" en el aeropuerto, posiblemente en "horas". El primer ministro belga, Alexander De Croo, señaló que su país había recibido información de Estados Unidos y otros países sobre la "amenaza de ataques suicidas contra la masa de gente".

Países europeos dan por terminadas las evacuaciones

El último vuelo de la operación de evacuación alemana desde el aeropuerto de Kabul ha despegado ya de la capital afgana, informaron este jueves varios medios locales de forma coincidente.

El Gobierno alemán no ha confirmado que el puente aéreo puesto en marcha por la Bundeswehr (ejército alemán) para evacuar de Kabul a sus nacionales y los colaboradores afganos ha concluido, pero el Ministerio de Defensa acabada de anunciar una comparecencia de su titular, Annegret Kramp-Karrenbauer.

Numerosos países europeos han anunciado este jueves sus últimas operaciones de evacuación de afganos y nacionales desde Kabul ante el deterioro de la seguridad en el aeropuerto, con el temor a atentados inminentes como factor también determinante.

Francia, Países Bajos, Dinamarca, Bélgica, Polonia y Hungría son algunos de los países que dan por cerrado su operativo en el aeródromo de Kabul.

Kramp-Karrenbauer ya avanzó horas antes que el aumento de la amenaza terrorista en el aeropuerto de Kabul reducía aún más las posibilidades de evacuación y abogó por pasar del actual rescate urgente a una segunda fase "de naturaleza más diplomática".

"Sabemos que la amenaza terrorista se ha agudizado mucho y se ha vuelto notablemente más concreta", dijo la ministra de Defensa, que habló de una situación "extremadamente difícil" y "extremadamente peligrosa" para todos los implicados.

Alemania ha evacuado un total de 5.347 personas de 45 naciones, entre ellos más de 4.100 afganos y 505 alemanes.

Los talibanes se han comprometido a no atacar a las fuerzas occidentales durante la evacuación, pero insisten en que las tropas extranjeras deben estar fuera antes de la fecha límite impuesta por Estados Unidos, el 31 de agosto.