Última hora
This content is not available in your region

La vacuna permite a Dinamarca dejar atrás la COVID mientras la crisis empeora en Italia y Francia

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued
euronews_icons_loading
Una mujer con mascarilla pasea por Blegrado, Serbia, el 23 de agosto de 2021
Una mujer con mascarilla pasea por Blegrado, Serbia, el 23 de agosto de 2021   -   Derechos de autor  Darko Vojinovic/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El avance de la vacunación lleva a Dinamarca a dejar de considerar la COVID-19 como una enfermedad crítica.

El Gobierno danés ha celebrado tener "la epidemia bajo control" y "unas tasas de vacunación récord", con el 80% de los adultos inmunizados. Por eso desde el 10 de septiembre abandonarán algunas normas introducidas para la lucha contra los contagios como la exigencia del pase covid para acceder a algunos eventos.

Nuevas restricciones en Italia y hospitales colapsados en Francia

La otra cara de la crisis sanitaria está en Italia. La isla de Sicilia, con el mayor número de hospitalizados de todo el país, pondrá en marcha nuevas medidas contra el virus. Pasará a ser "zona amarilla", lo que significa que la mascarilla vuelve a ser obligatoria en interior y exterior y se restringen los aforos.

Una "señal de alarma", dicen las autoridades, que vuelven a imponer restricciones primera vez en dos meses.

La situación no es mejor en Francia, donde dos pacientes de Covid-19 en cuidados intensivos tuvieron que ser trasladados en avión desde Marsella a Estrasburgo, para descongestionar los hospitales del sureste. Y las Antillas también viven un periodo crítico que ha obligado a ampliar el confinamiento. París enviará a las islas personal médico y suministros este sábado.

Crecen las infecciones en Croacia y Serbia

Croacia no tiene previsto cambiar o endurecer sus medidas sanitarias, sin embargo, todo su territorio se ha tornado de color naranja en el mapa de la COVID del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades. A las zonas costeras, que ya estaban en riesgo, se suman partes del interior del país que antes estaban en color verde.

Y en su vecina Serbia, cada vez más gente empieza a recibir la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus, aunque el número de personas totalmente inmunizadas está lejos de ser satisfactorio.

Las autoridades, el personal médico y los medios de comunicación han hecho un llamamiento a los reacios a vacunarse advirtiendo de que el 90% de los nuevos infectados por el coronavirus son pacientes que no han recibido el fármaco.