This content is not available in your region

Cuando el trabajo está en la hoja de coca

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Un hombre pesa la recolecta de hoja de coca
Un hombre pesa la recolecta de hoja de coca   -   Derechos de autor  AFP

Una zona del sudoeste de Colombia es conocida como ‘San Coca’. Aquí crece la planta de la se obtiene la cocaína y que se ha convertido en una forma de sustento para familias pobres, madres soleres e inmigrantes venezolanos. Muchas personas se convierten en agricultores de un cultivo rentable. Cerca de un 2% de la población del país ha llegado a trabajar en este tipo de plantaciones

"Quedé embarazada cuando tenía 18 años, el padre de mi hija no respondió, me tocó sola. Con mi hija yo iba a raspar (coca) a echar pala, machete, la llevaba a los cultivos, cargaba hamaca , cargaba camping también y la ponía a dormir ahí mientras que trabajaba", explica Karen Palacio, una recolectora de hoja

La mediación de los guerrilleros

Los acuerdos entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC de 2016 deberían haber animado a los poderes públicos a invertir en la región. Pero la realidad es bien diferente y ahora insurgentes que rechazan ese pacto actúan como intermediarios entre agricultores y traficantes.

Azael Cabrera es un líder comunitario y defiende que "ante un Estado que no tiene políticas claras para los campesinos, los campesinos han buscado sus medios de subsistencia y digamos que entre ellos la coca ha sido un producto que ha permitido a toda la población de estas localidades por lo menos alcanzar un mínimo de dignidad."

¿Un retorno del glifosato?

Con el presidente Iván Duque al frente, han aumentado las incautaciones de cocaína, 549 toneladas en el último año y medio. Las fuerzas de seguridad no distinguen entre campesinos y narcotraficantes a la hora de intervenir.

El Ejecutivo está planteando volver a utilizar glifosato desde aviones para eliminar los cultivos, una práctica erradicada en 2015 que afecta a la salud y el medioambiente. Otro de los líderes de la zona, Abel Solarte advierte que "para enfrentar nosotros la decisión del Estado de la aspersión aérea nosotros estamos organizándonos en resistencia, simplemente es eso. Es decirle al Estado que nosotros estamos dispuestos a marchar, a protestar, a irnos a paros."

Pese a los intentos de los diferentes Gobiernos, Colombia sigue siendo el principal productor mundial de cocaína, una droga que después se consume en Europa y Estados Unidos principalmente.