Última hora
This content is not available in your region

El duro camino de los refugiados afganos en Bélgica

Access to the comments Comentarios
Por Bryan Carter
euronews_icons_loading
El duro camino de los refugiados afganos en Bélgica
Derechos de autor  Olivier Matthys/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Tras la caída de Kabul ante los talibanes, Akram se vió atrapado en Afganistán, con su mujer y cuatro hijos pequeños.

La familia, que vive en Bélgica, había ido de vacaciones a su país natal pero el viaje se convirtió en pesadilla. Recuerda la angustia y el miedo vivido antes de ser finalmente evacuado de regreso a Bélgica. "Fue muy, muy peligroso. Los disparos al aire, los empujones entre la multitud cuando entramos al aeropuerto. Todo eso nos daba un miedo terrible", relata Akram.

El mayor riesgo tiene que ver con la seguridad de los afganos. Pero Akram explica que los ciudadanos también temen por su bienestar económico. Bancos, salarios y transferencias de dinero se han visto gravemente afectados por la situación de las últimas semanas."__La gente dependía mucho de las ayudas que se enviaban desde la diáspora afgana a nivel mundial. Y hoy las empresas de transferencias de dinero como Western Union o MoneyGram han dejado de operar en Afganistán", explica Akram.

Cientos de miles de afganos siguen atrapados en Afganistán o estan buscando protección internacional en países extranjeros.

Abdul Azim Azad es nativo de Kabul pero lleva diez años intentando obtener asilo en Bélgica. Todos sus intentos han fracasado. Pero él y otros migrantes indocumentados esperan que ahora la situación en Afganistán obligue a las autoridades a reconsiderar su situación."Esto nos da los elementos para presentar y explicar cómo son las cosas. Para explicar cual es la realidad y que los afganos tienen que ser protegidos por el Estado belga y también por otros países europeos", cree Azad.

Pero para las autoridades belgas encargadas de migración, la llegada del régimen talibán no hará que se acepten automáticamente todas las solicitudes de asilo. Además, apuntan a que el cese de las hostilidades podría contribuir a que el país fuese más seguro.

Aún así, el gobierno federal ha dejado de deportar, temporalmente, a los afganos a Afganistán. Aunque la situación podría cambiar en el futuro."Nadie será enviado de vuelta a una región donde existe un peligro. En este momento, Afganistán es peligroso, por lo que, por supuesto, no se enviará a nadie de vuelta a Afganistán y cada día y cada semana se analizará si la situación mejora o no", insiste el secretario de Estado de Bélgica para Asilo y Migración, Sammy Mahdi.

Las ONG especializadas en migración instan a los gobiernos de la UE a garantizar protección a los afganos para evitar que queden atrapados en un limbo legal. "La situación deriva claramente en una situación sin derechos. Las personas se encontrarán sin permiso de residencia, sin derechos. Se les invitará a abandonar el país, pero con la imposibilidad de salir voluntariamente y con la imposibilidad de las autoridades de expulsar a esa persona. Por lo que estás personas están condenadas a sobrevivir en la clandestinidad y en la precariedad", asegura la directora de la ong Ciré, Sotieta Ngo.

El año pasado, más de 400.000 afganos solicitaron asilo en la UE. Tan solo el 10 por ciento de ellos obtuvo protección.