Última hora
This content is not available in your region

EEUU | "Latinos invisibles", un fallo sistemático del Censo 2020

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Niños juegan en el patio de un bloque de apartamentos en Somerton, Arizona (EUU)
Niños juegan en el patio de un bloque de apartamentos en Somerton, Arizona (EUU)   -   Derechos de autor  Jae C. Hong/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

En las calles, en las escuelas, en las tiendas y en todos los rincones de Somerton hay rostros invisibles para las autoridades estadounidenses. Esta pequeña localidad situada en el estado de Arizona ha experimentado un crecimiento demográfico vertiginoso en la última década, sin embargo, muchos de sus habitantes no existen en el nuevo censo poblacional. El alcalde, Gerardo Anaya, esperaba pasar de 14 000 a 20 000 vecinos, pero según la Administración el pueblo ha perdido noventa habitantes:

- "Estábamos seguros de que íbamos a crecer porque lo veíamos en el incremento de las conexiones eléctricas o en la construcción de viviendas en la última década", explica Anaya.

La misma incredulidad muestran empresarios y líderes sociales locales, como Emma Torres, directora de Campesinos Sin Fronteras:

- "La primera reacción es, ya sabes, dame un respiro. Esto no es cierto, no son números reales. Quienes estamos en esta comunidad hemos experimentado el crecimiento y hemos visto el crecimiento y esto no es aceptable", sentencia.

Lo que ocurrió en Somerton es un reflejo de lo que ha pasado en otras partes del país. Un estudio de la Universidad de California en los Ángeles (UCLA) ha revelado un fallo sistemático que afecta entre otras a la comunidad latina:

- "El censo de 2020 tiene serios problemas que realmente deben ser abordados... Lo que vemos emerger es un subregistro sistemático en los barrios que son predominantemente de gente de color. Se correlaciona con los ingresos más bajos, así como con otras características", explica Paul Ong, profesor de Asuntos Públicos de UCLA.

A la hora de buscar responsabilidades, algunos expertos señalan con el dedo a la propia comunidad latina y al expresidente Donald Trump y su batalla contra la inmigración ilegal. Durante meses trató de incluir en el formulario del censo una pregunta sobre el estatus ciudadano. Aunque la Corte Suprema se lo impidió, el miedo a ser deportados prendió en muchos latinos en situación irregular o con familiares en esa circunstancia, que no rellenaron los formularios o no los entregaron a destiempo. Una invisibilidad con nefastas consecuencias:

"Lo que eso significa políticamente es que saldrán perdiendo en la redistribución política de los distritos electorales. Perderán en términos de financiación", añade Paul Ong.

Fondos que, en último término, servirán para construir escuelas o proporcionar un transporte público adaptado a las necesidades del vecindario. A pesar de estos nubarrones, el censo refleja un fuerte crecimiento de la población latina en Estados Unidos: ya son 62 millones, lo que equivale al 18,7% de la población. Los latinos, que se afianzan como la primera minoría del país, tienen todo el futuro poblacional por delante.