This content is not available in your region

División en la UE sobre una defensa común pese a la presión francesa

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
División en la UE sobre una defensa común pese a la presión francesa
División en la UE sobre una defensa común pese a la presión francesa   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Robin Emmott y Sabine Siebold

BRDO, Eslovenia, 6 oct – Los líderes de la Unión Europea no lograron superar sus divisiones sobre el desarrollo de una fuerza de defensa independiente común para todo el bloque, a pesar del enfado por la caótica retirada de las fuerzas occidentales de Afganistán y el nuevo impulso de Francia tras ser excluida de un pacto geoestratégico con Estados Unidos.

Los dirigentes europeos, reunidos en una cena celebrada en Eslovenia el martes, expresaron sus diferencias en un nuevo afloramiento de las ya clásicas divisiones entre los estados del Este, temerosos de Rusia, que abogan por fortalecer a Europa dentro de la OTAN, y el bloque liderado por Alemania, Italia, España y Francia, que quieren una mayor autonomía de la UE, según dijeron a Reuters dos fuentes diplomáticas con conocimiento de la reunión.

Antes de la cena celebrada a puerta cerrada en el castillo de Brdo, a las afueras de la capital eslovena, Liubliana, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo a los periodistas que el bloque de 27 países debe hacer más para gestionar las crisis en sus fronteras y ser responsable de su propia seguridad.

Los líderes de la UE se reunirán el miércoles con sus seis pares balcánicos de Serbia, Montenegro, Bosnia, Macedonia del Norte, Kosovo y Albania, como parte de la estrategia de décadas del bloque para crear un “anillo de amigos” desde el sureste de Europa hasta el norte de África.

“Los europeos tenemos que ser claros con nosotros mismos. ¿Qué es lo que nos importa en nuestra seguridad, en nuestras fronteras, en nuestra independencia?”, dijo Macron, que había cuestionado la fiabilidad de la protección de Estados Unidos a Europa antes de la disputa del mes pasado sobre un pacto del Indo-Pacífico.

La disputa transatlántica se desencadenó el mes pasado por la negociación en secreto por parte de Estados Unidos de un acuerdo militar, conocido como AUKUS, con Australia y Reino Unido, con el objetivo de contrarrestar a China, excluyendo del acuerdo a Francia. Macron dijo que se reuniría con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en la reunión del Grupo de los 20 que se celebrará en Roma los días 30 y 31 de octubre.

Los partidarios de una estrategia de defensa de la UE más fuerte sostienen que las advertencias han sido muchas: el “giro hacia Asia” de Washington, la salida de Reino Unido del bloque, el “America First” del expresidente estadounidense Donald Trump, que socavó las prioridades de la UE, los estados fallidos en las fronteras de Europa y una Rusia más agresiva.

Sin embargo, a pesar de los avances en la creación de un fondo de defensa común para desarrollar armas de forma conjunta, la UE todavía no ha desplegado sus grupos de combate, del tamaño de un batallón, en una crisis.

“Los líderes debatieron si, en términos de fuerza, tenemos que elegir entre nuestra fuerza económica o militar”, dijo un alto cargo de la UE, en referencia al papel de la unión como mayor donante de ayudas y bloque comercial del mundo.