This content is not available in your region

Macron califica masacre de argelinos en 1961 como "crimen imperdonable"

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Macron califica masacre de argelinos en 1961 como "crimen imperdonable"
Macron califica masacre de argelinos en 1961 como "crimen imperdonable"   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

PARÍS, 16 oct – El presidente de Francia, Emmanuel Macron, describió el sábado como un “crimen imperdonable” la sangrienta represión de la policía contra los manifestantes argelinos en París hace 60 años, el reconocimiento más contundente por parte de un mandatario francés de una masacre en la que muchos cuerpos fueron arrojados al río Sena.

El 17 de octubre de 1961, bajo las órdenes del entonces jefe de la policía de París, Maurice Papon, agentes atacaron una manifestación de 25.000 argelinos partidarios del Frente de Liberación Nacional (FLN) que protestaban contra el toque de queda impuesto a los argelinos.

La marcha fue reprimida “de forma brutal, violenta y sangrienta”, dijo el despacho de Macron en un comunicado, añadiendo que unos 12.000 argelinos fueron detenidos, muchos resultaron heridos y decenas murieron.

Macron asistió a una ceremonia de conmemoración del aniversario en el puente de Bezons, al oeste de París, desde donde algunos argelinos habían iniciado su marcha y donde muchos cuerpos fueron recuperados del Sena.

“Admitió los hechos: los crímenes cometidos esa noche bajo la autoridad de Maurice Papon son inexcusables para la República”, dice el comunicado del Palacio del Elíseo.

La masacre, que tuvo lugar durante la guerra contra el dominio francés en Argelia, fue negada u ocultada durante mucho tiempo por las autoridades francesas. Las primeras conmemoraciones del suceso fueron organizadas en 2001 por el alcalde de París.

El número exacto de víctimas nunca se determinó, aunque algunos historiadores lo cifran en más de 200 muertos.

La conmemoración de este año tiene lugar en medio de tensiones diplomáticas entre París y Argel.

A principios de este mes, Argelia retiró a su embajador en París, debido a comentarios atribuidos a Macron, quien fue citado en el periódico Le Monde diciendo que los gobernantes de Argelia habían reescrito la historia de su colonización basada en “el odio a Francia”.