This content is not available in your region

Polonia acusa a la UE de "centralismo" y de "usurpar poderes"

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers  & Ana Lázaro
euronews_icons_loading
Polonia acusa a la UE de "centralismo" y de "usurpar poderes"
Derechos de autor  Petr David Josek/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

El primer ministro polaco pasa a la ofensiva.

Mateusz Morawiecki cree que la Unión Europea está "usurpando poderes que no tiene" y afirma que su "centralismo" puede ser muy peligroso.

Así lo ha hecho saber a través de una carta que ha dirigido a los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea.

En ella afirma que la Comisión está sobrepasando peligrosamente los límites de sus poderes al ¨"interferir en asuntos constitucionales¨" internos.

Las palabras del primer ministro Morawiecki han llegado en vísperas de su intervención ante el Parlamento Europeo donde tratará de evitar la imposición de sanciones.

“Hay una gran mayoría del Parlamento que está pidiendo a la Comisión que no apruebe el Plan de Recuperación nacional polaco. Pero ahora parece que la Comisión, tras los últimos comentarios de la canciller alemana Angela Merkel, tiende al apaciguamiento", afirma Alberto Alemanno, profesor de Derecho y Política de la Unión Europea en HEC Paris. "La idea sería aprobar el Plan de Recuperación pero activando el mecanismo que condiciona las ayudas. Creo que este va a ser el juego."

La Comisión Europea está sopesando varias posibilidades para responder al desafío lanzado por el Tribunal Constitucional de Polonia que cuestiona la primacía de la legislación comunitaria sobre la nacional.

En este sentido, Morawiecki ha tratado de mostrarse más conciliador. En su carta admite la primacía europea, pero eso sí, ¨"con límites". Y en su opinión, estos límites son los que impone su propia Constitución.

El primer ministro polaco insiste en la importancia de evitar que se congelen las ayudas de la UE. Una posibilidad que podría aplicarse gracias a una nueva herramienta comunitaria conocida como "mecanismo de condicionalidad" y que Morawiecki tilda sencillamente de "chantaje financiero".