This content is not available in your region

Cocaleros peruanos levantarán protesta para dialogar con Gobierno sobre erradicación hoja de coca

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Cocaleros peruanos levantarán protesta para dialogar con Gobierno sobre erradicación hoja de coca
Cocaleros peruanos levantarán protesta para dialogar con Gobierno sobre erradicación hoja de coca   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

LIMA, 22 oct – Agricultores peruanos acordaron con el Gobierno iniciar diálogos sobre la erradicación de cultivos de hoja de coca y suspender el bloqueo de una carretera que ha varado a cientos vehículos de carga y pasajeros desde hace una semana, dijeron autoridades.

La primera ministra, Mirtha Vásquez, anunció el acuerdo tras una reunión con dirigentes cocaleros para instalar una “mesa de trabajo” el 28 de octubre, en la que se discutirá la demanda de los campesinos de la región de Puno, al sur este del país, que se oponen a un plan oficial de erradicación de la hoja de coca.

Desde hace varios años, el estado peruano lleva adelante un programa de destrucción de cultivos ilegales de la hoja de coca, debido a que un 90% de la planta es usada para la elaboración de cocaína y el resto para el consumo tradicional como energizante o mate de coca, según el Gobierno.

El bloqueo de la carrera interoceánica que une Perú con Brasil ocurre cuando hay críticas opositoras a la política antidrogas del presidente izquierdista Pedro Castillo, porque algunos legisladores oficialistas y funcionarios se oponen a la erradicación.

Muchos campesinos pobres afirman que no tienen cultivos alternativos rentables y que por eso siembran hoja de coca para su uso tradicional. Perú y Colombia son los mayores productores de hoja de coca y cocaína en el mundo, según datos oficiales.

“Vamos a ver cómo continuar el proceso de erradicación”, dijo Vásquez a periodistas luego de la reunión. “El estado sigue firme en su política de lucha contra el narcotráfico, pero también debemos atender el problema de los agricultores”.

La erradicación de los cultivos ilegales cayó drásticamente en 2020 por las restricciones del coronavirus y este año se retomó el plan en algunas zonas como en Puno, pero no en la región denominada en VRAEM, la mayor productora de coca y donde operan los narcotraficantes en alianza con los remanentes del grupo rebelde maoísta Sendero Luminoso, según la policía.

“No estamos encubriendo el narcotráfico. Queremos trabajar de la mano con el gobierno para solucionar nuestras demandas”, dijo a periodistas el dirigente cocalero Julián Pérez.

De acuerdo a los últimos datos disponibles del Gobierno, Perú reportó 54.655 hectáreas cultivadas de hoja de coca en el 2019, después de erradicar ese año unas 25.500 hectáreas.

La oficina de control de drogas de Estados Unidos informó en junio que Perú marcó un récord en cultivos de coca el 2020, con 88.200 hectáreas. El gobierno peruano ha rechazado el reporte estadounidense alegando que no considera el volumen erradicado ese año y el consumo local tradicional de la planta.