This content is not available in your region

La desertificación avanza en Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
La desertificación avanza en Rusia
Derechos de autor  ASSOCIATED PRESS/ZAAN ONLINE

Algunos expertos ya lo han denominado "el primer desierto de Europa". Svetlana Bodzhaeva conoce bien los efectos del cambio climático. Después de cada verano, viaja a la república de Kalmukia, al sudeste de Rusia, para inspeccionar el suelo y comprobar cómo están los arbustos que ha plantado con su equipo. El objetivo es detener la expansión de las dunas que rodean la ciudad de Bergin, donde viven unos centenares de personas, la mayoría ganaderos.

"Antes había arenas abiertas aquí. Ahora los arbustos de Calligonum plantados han detenido el movimiento de las arenas. Este foco de desertización habría cubierto totalmente el pueblo de Bergin en pocos años. Se puede decir que hemos salvado el pueblo de estar cubierto de arena", asegura Bodzhaeva, experta en gestión de tierras. 

La situación es consecuencia de varios veranos áridos en la región, que han permitido que las dunas vayan avanzando. Debido a su localización geográfica, las temperaturas en Rusia están aumentando el doble de la media del resto del planeta, lo que hace que sus habitantes estén en la primera línea de los efectos del calentamiento global.

Alexander Kladiev, especialista en suelos y desertificación, da la alarma: "El problema de la desertificación es realmente grande debido a los dos últimos años que han sido secos; el sobrepastoreo del ganado supera todas las normas; y lo más importante, los pastos no se rejuvenecen".

El continuo paso de ganado, combinado con la falta de lluvias, impide que crezca la vegetación. Una cuarta parte de los animales ha muerto. Los ganaderos sacan a pastar a las reses a horas en las que las temperaturas son más bajas. Ulyumdzhi Mukabenov, un pastor de la zona, recuerda que "era horrible ver al ganado. Buscaba hierba pero no había nada. Al conducir por la estepa se veían los cadáveres de caballos, vacas y camellos, tirados por todas partes. Era realmente aterrador y sentías lástima por los animales".

El Gobierno regional ha invertido casi 7 millones de euros para ayudar a lo s ganaderos. Moscú, por su parte, ha anunciado una estrategia de descarbonización más agresiva que prevé por primera vez el fin de las emisiones para 2060.