This content is not available in your region

Los cementerios de La Palma: bajo las cenizas y en peligro de ser arrasados por la lava

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Los vecinos de La Palma temen que la lava asole el camposanto donde están sus difuntos.
Los vecinos de La Palma temen que la lava asole el camposanto donde están sus difuntos.   -   Derechos de autor  AP / Emilio Morenatti

Los vecinos del barrio de Las Manchas temen perder el último "contacto terrenal" que guardan para recordar a sus seres queridos. El cementerio de Los Ángeles ha sido cercado por la lava del volcán de La Palma y amenaza con arrasarlo en cualquier momento.

Este fin de semana, el avance de la lengua ardiente obligó a las autoridades a evacuar la zona y realizar un operativo de limpieza en el camposanto, que había quedado sepultado bajo las cenizas volcánicas.

"Están mis padres, mi abuelo, mi hermano... en fin, mucha familia, este es un día muy importante, también para los que estamos vivos", dijo una vecina del barrio este lunes, en referencia a la celebración del Día de Todos los Santos.

Las autoridades locales instalaron un ricón de la memoria en el municipio de Los Llanos de Aridane para que los familiares pudieran homenajear a todos los fallecidos de La Palma que descansan en este cementerio. El cementerio de Los Llanos también ha quedado afectado por la ceniza.

Los Ángeles es el mayor de todos los de la zona, con un millar de metros cuadrados de superficie y más de 4 000 tumbas. La lava se encuentra a unos 200 metros, detallan medios españoles.

"Si Dios los ha destinado a ser enterrados allí bajo la lava, entonces allí permanecerán. No los sacaré de donde están", expresa otra mujer.

Según la prensa española, la erupción en La Palma es ahora la más destructiva en la isla en más de 500 años, ya que los flujos de lava han cubierto 963 acres y han destruido 2 532 edificios, con otros 149 actualmente amenazados.

El Instituto Geográfico Nacional de España detalla que entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre se produjeron 136 terremotos en un periodo de 24 horas en la zona afectada por el volcán. Diez de estos terremotos fueron lo suficientemente fuertes como para ser sentidos por la población local.

Casi 7 000 personas han sido evacuadas de sus hogares desde el comienzo de la erupción.