This content is not available in your region

El estado de salud de la reina Isabel II pone en duda sus compromisos futuros

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EFE
euronews_icons_loading
El estado de salud de la reina Isabel II pone en duda sus compromisos futuros
Derechos de autor  Matt Dunham/Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved

Después de la ausencia de la reina Isabel II al servicio del Domingo de Conmemoración, la inquietud de los británicos por su estado de salud ha aumentado y levantado muchas especulaciones, ya que se trata de uno de los numerosos compromisos a los que la reina Isabel II ha faltado desde octubre.

El comentarista real Richard Fitzwilliams, explicó lo que esto implica para los compromisos futuros de la Reina:

"Creo que la impresión es que querrá volver a los compromisos, pero que ya había estado haciendo mucho antes de que le aconsejaran descansar estando en los parlamentos de Escocia y Gales. Se le vio con un bastón un par de veces, primero en un compromiso en la Abadía de Westminster. Así que, obviamente, con el Jubileo de Platino del próximo mes de junio, el énfasis estará en el equilibrio muy, muy cuidadoso de los eventos que podrá hacer, pero que también siga como lo ha estado haciendo virtualmente".

Este último mal trago se suma a la lista de eventos de este año que giran en torno a la salud de la reina, que tiene 95 años, y ha estado ausente durante uno de los períodos más largos de su reinado, saltándose los viajes a Irlanda del Norte y a una conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima en Glasgow.

El pasado abril Isabel II perdió a su marido, el príncipe Felipe, terminando así un matrimonio de 73 años, y una historia de amor que marcó una larga parte de la juventud de la reina.

Más ausencias, más delegaciones

El príncipe Eduardo, conde de Wessex e hijo pequeño de la reina Isabel II, ocupará el lugar de su madre a la hora de pronunciar un discurso ante el Sínodo General, en la asamblea nacional de la Iglesia de Inglaterra, un hecho que se suma a la preocupación por la salud de la monarca.

Isabel II se encuentra actualmente en su residencia de Windsor, a las afueras de Londres, encargándose tan solo de tareas ligeras de manera virtual.

Según la web del Sínodo General, entre los actos previstos durante la ceremonia figura un discurso del arzobispo de Canterbury, Justin Welby, dando la bienvenida al conde, así como la mencionada intervención del príncipe Eduardo en nombre de su madre -Gobernadora Suprema de la Iglesia de Inglaterra.