This content is not available in your region

Grossi del OIEA dice en visita a Irán que quiere mayor cooperación con Teherán

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El jefe del OIEA dice que las negociaciones en Irán no son concluyentes
El jefe del OIEA dice que las negociaciones en Irán no son concluyentes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Parisa Hafezi

DUBÁI, 23 nov – El jefe del regulador nuclear de la ONU, Rafael Grossi, dijo el martes que quiere profundizar la cooperación con Irán en sus conversaciones con Teherán, días antes de que se reanuden las negociaciones entre la República Islámica y las potencias mundiales para revivir un acuerdo nuclear de 2015.

“La agencia busca continuar y profundizar el diálogo con el gobierno de Irán (…) Acordamos continuar nuestro trabajo conjunto sobre transparencia y esto continuará”, dijo Grossi, quien llegó a Teherán el lunes, en una conferencia de prensa transmitida por televisión.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) emitió la semana pasada informes que detallan sus conflictos con Irán, desde el trato rudo a sus inspectores hasta la reinstalación de cámaras que considera “esenciales” para la reactivación del acuerdo nuclear con Teherán.

Teherán y Washington reanudarán las negociaciones indirectas el 29 de noviembre en Viena, que han estado en suspenso desde junio, para encontrar formas de restablecer el acuerdo nuclear que el expresidente estadounidense Donald Trump abandonó hace tres años, para luego volver a imponer duras sanciones contra Irán.

Irán respondió incumpliendo los límites a la actividad nuclear establecidos por el acuerdo, incluida la reconstrucción de existencias de uranio enriquecido, refinándolo hasta lograr una mayor pureza fisionable e instalando centrifugadoras avanzadas para acelerar la producción.

Si la diplomacia no logra que Teherán y Washington cumplan con el acuerdo nuclear, se corre el riesgo de una nueva guerra regional.

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, señaló el martes que estaba dispuesto a intensificar la confrontación de Israel con Irán y reiteró que su país no estaría obligado por ningún nuevo acuerdo nuclear iraní con las potencias mundiales.

En septiembre, las potencias occidentales en la Junta de Gobernadores de 35 naciones del OIEA descartaron planes para una resolución contra Irán después de que Teherán acordó prolongar la supervisión de algunas actividades nucleares.

Pero aún exigen que Irán tome acciones en dos temas centrales: explicar los rastros de uranio encontrados en tres sitios no declarados y otorgar acceso a los inspectores del OIEA al taller de fabricación de componentes de centrífugas TESA Karaj para reemplazar las cámaras de supervisión de la agencia allí.

El taller fue víctima de un aparente sabotaje en junio, en el que se destruyó una de las cuatro cámaras del OIEA. Irán no ha devuelto el “medio de almacenamiento de datos” de esa cámara y el OIEA dijo que le había pedido a Irán que lo localizara y diera explicaciones.

“Se plantearon algunas preguntas basadas en documentos publicados por nuestros enemigos. Estas preguntas ahora han sido respondidas”, dijo el jefe nuclear de Irán, Mohammad Eslami, después de reunirse con Grossi. “Teherán está decidido a resolver los problemas técnicos con la agencia sin politizar el asunto”.

Por temor a dañar las conversaciones nucleares entre Irán y las potencias mundiales, los diplomáticos dicen que es probable que no se tomen medidas contra Irán cuando la junta se reúna el 24 de noviembre.