This content is not available in your region

Europa rechaza devolver la inmunidad a Puigdemont, pero mantiene suspendidas las euroórdenes

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
El expresidente catalá, Carles Puigdemont
El expresidente catalá, Carles Puigdemont   -   Derechos de autor  Francisco Seco/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

El Tribunal General de la Unión Europea ha rechazado devolver, de manera cautelar, la inmunidad europarlamentaria del expresidente catalán Carles Puigdemont porque considera que su reciente detención en Italia, no le causó un "perjuicio grave e irreparable".

Además, en un comunicado, añade que "los diputados siguen gozando de inmunidad en sus desplazamientos al lugar de reunión del Parlamento, de modo que sigue siendo hipotético el perjuicio grave e irreparable ocasionado por una detención".

Asimismo, considera que la orden europea de detención y entrega emitida contra él está suspendida en toda la UE, mientras la Justicia europea resuelve la cuestión prejudicial remitida por el juez instructor de la causa del procés, Pablo Llarena.

El auto del vicepresidente del Tribunal europeo -que también afecta a las demandas presentadas por los otros dos eurodiputados de JxCAT y exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí- recalca que las autoridades nacionales del resto de países de la UE, en virtud del principio de cooperación leal, deben tener en cuenta la "suspensión del proceso penal y de la ejecución de las órdenes de detención europeas dirigidas contra los diputados" hasta resolver la prejudicial.

En este sentido, la Justicia europea considera que el episodio ocurrido en Sicilia, cuando Puigdemont fue detenido en el aeropuerto y puesto en libertad con posterioridad "vienen a confirmar" que no hay riesgo de que un Estado miembro ejecute la euroorden mientras el proceso esté en suspenso, por lo que no existe un riesgo de perjuicio grave que exija devolverle la inmunidad.

El TGUE debe pronunciarse aún sobre la cuestión de fondo, es decir, sobre la demanda que los tres eurodiputados impusieron contra la decisión del Parlamento Europeo de aprobar el suplicatorio, levantándoles así su inmunidad.