This content is not available in your region

Reino Unido se centra en la tercera dosis antes de fin de año para combatir la variante ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Reino Unido se lanza de lleno a por la tercera dosis
Reino Unido se lanza de lleno a por la tercera dosis   -   Derechos de autor  AFP

Objetivo: vacuna de refuerzo antes de fin de año. Pocas horas después del anuncio del Gobierno británico los centros de vacunación han sido escenario de una gran afluencia de ciudadanos dispuestos a protegerse cuanto antes del llamado "maremoto de ómicron" que se avecina. 

Una persona ha fallecido ya en este país víctima de la nueva variante, y aunque se espera que los síntomas causados por esta sean leves lo que realmete preocupa es su capacidad de transmisión.

"Ómicron representa más del 20 por ciento de los casos en Inglaterra, y este porcentaje se eleva a más del 44 por ciento en Londres y esperamos que se convierta en la variante dominante de COVID-19 en la capital en las próximas 48 horas", alertaba el ministro de Salud Sajid Javid. Javid recordaba también en su intervención en el Parlamento quedesde este miércoles serán necesarias tres dosis de vacuna para acceder a locales grandes, o en su defecto un test de antígenos con resultado negativo. 

En Noruega también se trabaja contrarreloj para frenar en lo posible el brote de ómicron: queda prohibido servir alcohol en bares y restaurantes y las escuelas vuelven a ser escenario de estrictas normas sanitarias. Además, el trabajo a distancia será obligatorio si este es posible, todo ello a partir de este martes por la noche y por espacio de cuatro semanas.

En Dinamarca se impulsa con fuerza un programa de vacunación para que todos los mayores de 40 años reciban cuanto antes una tercera dosis de la vacuna. El país nórdico es el segundo con más casos confirmados de ómicron, un dato en el que influye su amplia secuenciación de muestras para detectar rápidamente la variante, al igual que sucede en Noruega.

Ómicron ha llegado también a China, donde se ha notificado un primer caso de esta variante, en la ciudad de Tianjin, al norte del país.

Las autoridades confirmaban que se trata de una persona que regresaba de un viaje del extranjero. Nada preocupante si no se tratara de un virus altamente transmisible en un país que se prepara para un evento del tal magnitud como los Juegos Olímpicos de invierno.