This content is not available in your region

Países Bajos presenta su pacto de Gobierno de coalición de cuatro partidos

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
El primer ministro en funciones de Países Bajos, Mark Rutte.
El primer ministro en funciones de Países Bajos, Mark Rutte.   -   Derechos de autor  Peter Dejong/The Associated Press

Los cuatro partidos de centroderecha que van a unir sus fuerzas en la próxima coalición de Gobierno neerlandesa por fin han firmado el documento de 50 páginas con el que se comprometen a atajar la escasez de vivienda y reforzar el sistema educativo y sanitario. Así como también a invertir unos 35 000 millones de euros en planes contra el cambio climático.

"Lo que este Gobierno tiene en mente es garantizar que en el futuro las generaciones venideras puedan escoger en su vida personal y para ello hay que sentar las bases ahora", señala Mark Rutte, primer ministro en funciones de Países Bajos.

También ha prometido trabajar para recuperar la confianza de los ciudadanos en la Política, erosionada por los escándalos, la polarización, la frustración por las restricciones impuestas por la pandemia y los nueve meses que han tardado los partidos en alcanzar un acuerdo de coalición.

Además, han subrayado la necesidad de que Países Bajos tenga un “papel pionero” en una UE “fuerte y decidida”, en la que no haya derecho a veto para emitir sanciones o condenar violaciones de derechos humanos.

“Europa trae paz, seguridad y prosperidad a Países Bajos. Además de ser una comunidad económica, la UE es una comunidad de valores. La UE debe ser un jugador más que un campo de juego para otras superpotencias”, advierte la coalición de cuatro partidos de centroderecha que liderará previsiblemente Mark Rutte en los próximos cuatro años.

Señala que los países miembros de la UE que violen “valores compartidos”, acuerdos o el estado constitucional democrático deben poder ser llamados al orden a través de, por ejemplo, mecanismos del Estado de derecho.

Además, propone que el Parlamento Europeo pueda expulsar a un comisario europeo individual “para aumentar la legitimidad democrática” e insta a mejorar el sistema de cabezas de lista ‘Spitzenkandidaten’ por el que se elige al presidente de la Comisión Europea.

Además, Países Bajos querría establecer un Consejo de Seguridad Europeo y apuesta por centrarse en el impuesto a los servicios digitales, a los vuelos, al gravamen fronterizo de CO2 y en la tasa mínima para el impuesto a las ganancias “para evitar la competencia desleal” entre Estados miembros.

El partido liberal de derechas VVD, el progresista D66, Llamada Democristiana (CDA) y Unión Cristiana (CU), que han gobernado en coalición de 2017, han tardado nueve meses en suavizar sus diferencias y recuperar la unanimidad con la que gobernaron la pasada legislatura, pero este nuevo acuerdo permitirá a Rutte dirigir su cuarto gobierno consecutivo desde 2010