This content is not available in your region

Promesas antagónicas de paz social en el cierre de campaña de las elecciones presidenciales en Chile

Access to the comments Comentarios
Por Isidro Murga  con AFP, AP, EFE
euronews_icons_loading
Vista aérea del mitin de cierre de campaña del candidato izquierdista a la presidencia de Chile, Gabriel Boric, en Santiago, el 16 de diciembre de 2021.
Vista aérea del mitin de cierre de campaña del candidato izquierdista a la presidencia de Chile, Gabriel Boric, en Santiago, el 16 de diciembre de 2021.   -   Derechos de autor  Matias Delacroix/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Dos visiones radicalmente opuestas de lo que es o de lo que debe ser Chile se enfrentarán el domingo en las urnas en las elecciones presidenciales más importantes desde el fin de la dictadura. Los candidatos, el ultraconservador José Antonio Kast y el izquierdista Gabriel Boric, cerraron el jueves la campaña electoral agitando fantasmas y exacerbando emociones en un país que deberá elegir entre los extremos del arco político al tiempo que redacta una nueva Constitución.

Kast, ultracatólico, partidario de la mano dura frente a la violencia y la inmigración y férreo defensor del neoliberalismo, se presenta como el adalid de la lucha contra el comunismo que, a sus ojos, encarna Boric, y promete recuperar la paz social:

"(Queremos) recuperar la paz, el orden, el estado de derecho y, sobre todo, la dignidad en la vida de las personas. Porque dignidad es lo que nos falta, pero dignidad de verdad, no la dignidad que algunos quieren con la violencia, con la intolerancia".

Apoyado por el Frente Amplio y por el Partido Comunista, el izquierdista Gabriel Boric replica que la paz social estalló en Chile, precisamente, por culpa de las grandes desigualdades generadas por décadas ese mismo neoliberalismo económico que defiende José Antonio Kast:

"Acá estamos en paz, nuestro camino es la paz, para reencontrarnos con Chile necesitamos de justicia social y no de violencia, y no hay fórmula más clara para la inestabilidad que dejar todo como está, que es lo que en definitiva propone José Antonio Kast."

Conscientes de que la polarización puede restringir su electorado, ambos candidatos han mostrado su rostro más amable durante el último tramo de la campaña electoral y han moderado sus posturas y mensajes.

Los últimos sondeos dan una ventaja de entre 5 y 14 puntos a Gabriel Boric, aunque los expertos coinciden en que el resultado puede ser muy ajustado. Gane quien gane el domingo, el sucesor de Sebastián Piñera tendrá que restañar muchas heridas para emprender con garantías un nuevo rumbo constitucional.