This content is not available in your region

Críticas y elogios a la polémica vuelta a la mascarilla obligatoria en España

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Gente con y sin mascarilla en una calle muy concurrida del centro de Madrid
Gente con y sin mascarilla en una calle muy concurrida del centro de Madrid   -   Derechos de autor  Manu Fernandez/ The Associated Press.

Mientras este jueves en Madrid la gente hacía colas ante las farmacias para recoger los tests de antígenos gratuitos facilitados por el Gobierno regional, se seguía debatiendo la reimposición de la mascarilla obligatoria en exteriores a partir de la Nochebuena en toda España. Muchos destacaban la paradoja de los bares.

La paradoja de los bares

"Es una absurdez. No tiene sentido que la tengamos que llevar en la calle cuando no tenemos riesgo de contagiarnos porque no tenemos a nadie a nuestro alrededor y luego lo primero que hagamos al entrar en un bar es quitarnos la mascarilla para beber", comenta una chica.

"No tenían que haberla quitado nunca, porque también se contagia en la calle", comenta otra. "Me parece superbien. Y tenían que poner medidas más estrictas".

Manifestación frente al Parlamento

Frente al Parlamento, una concentración pedía todo lo contrario,la eliminación de todas las restricciones y denunciaba una dictadura mundial.

"Una medida más que se suma a las anteriores. Estamos cansados de que vulneren nuestros derechos y nos quiten las libertades", mantiene una manifestante.

Una medida temporal

La ministra de sanidad Carolina Darias ha destacado que se trata de una medida temporal.

"Una medida temporal hasta que mejore la situación epidemiológica actual".

El toque de queda en Cataluña

Una situación con récord absoluto de contagios.

El Tribunal de Justicia de Cataluña ha respaldado este jueves la decisión de la Generalitat de establecer un toque de queda de una a seis de la madrugada en municipios con más de diez mil habitantes e incidencia superior a 250 casos por cien mil habitantes en los últimos catorce días y limitar las reuniones a diez personas.