This content is not available in your region

Rusia y los socios occidentales trabajan en acercar posturas sobre la crisis en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Rusia y los socios occidentales trabajan en acercar posturas sobre la crisis en Ucrania
Derechos de autor  Alexander Zemlianichenko/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Las conversaciones para rebajar las tensiones en la frontera entre Rusia y Ucrania podrían tener lugar el mes que viene en Ginebra. Pero a la espera de estas, y durante su conferencia anual en Moscú, el presidente Vladímir Putin insistió en sus exigencias sobre el futuro de la OTAN como punto indispensable para desactivar la actual crisis.

"Sin ningún tipo de trucos, acabamos de plantear directamente la cuestión de que no debe haber más movimientos de la OTAN hacia el este. Ahora la pelota está en su tejado, y deben respondernos con algo", decía Putin, que aclaraba a su vez que "a este respecto, en general, hemos visto una reacción positiva hasta ahora. Nuestros socios estadounidenses nos dicen que están dispuestos a iniciar este debate a principios del próximo año en Ginebra".

Hemos dejado claro que no debe haber más movimientos de la OTAN hacia el este. Ahora la pelota está en su tejado, y deben respondernos con algo
Vladímir Putin
Presidente de Rusia

En efecto, desde Washington la predisposición también es la de seguir por el camino de la diplomacia y el diálogo, dejando siempre claro no obstante su apoyo tanto a sus socios europeos como a lo que de verdad importa en esta crisis: la soberanía ucraniana.

"Estamos trabajando para entablar conversaciones diplomáticas", insistía la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jean Psaki. "Los rusos han presentado propuestas. Con algunas estaríamos de acuerdo, y con otras ciertamente no. Obviamente, el asunto de la OTAN es un buen ejemplo de ello. Y estamos trabajando para concretar esas propuestas".

Desde Bruselas, el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell insistía un día más en la necesidad de una desescalada en la frontera entre Rusia y Ucrania como primer paso, fundamental, para seguir entendiéndose con Moscú, lo cuál no parece que pueda suceder a corto plazo. Aún quedan por delante muchas horas de diplomacia.