This content is not available in your region

Georgia y su población se solidarizan con Ucrania y el pueblo ucraniano

Access to the comments Comentarios
Por Maria Miret Garcia  & Giorgi Bolkvadze
euronews_icons_loading
Georgia y su población se solidarizan con Ucrania y el pueblo ucraniano
Derechos de autor  VANO SHLAMOV/AFP or licensors

En Georgia todo el mundo sabe lo que es una línea divisoria o una frontera arbitraria y lo que significa cuando los solados rusos toman esas posiciones.

Giorgi Bolkvadze, para Euronews:

“Estoy en el pueblo de Dvani, en la zona de ocupación. Aquí, detrás de mi, pueden ver una frontera arbitraria reforzada con alambre de espino. Estas líneas están cada vez más cerca y cada vez más territorios quedan bajo el control de los rusos. Esta es la casa de Merab Mekarishuili. Fue incendiada durante la guerra de 2008 cuando se adelantó la línea divisoria. Le prohibieron restaurarla y vivir aquí. Tuvo que dejar su tierra y construir una nueva casa a 100 metros de la alambrada”.

Sin embargo, su nueva casa permanece bajo constante observación de los soldados rusos desde una pequeña colina no muy lejos de aquí. Hoy no se oyen disparos, pero la ocupación está obligando a muchas personas a irse.

La ocupación está obligando a muchas personas a irse

“Están secuestrando a gente de forma muy oscura. Todo el mundo dice que estaban en sus propiedades privadas cuando les detuvieron. A menudo no está claro de dónde proceden las personas arrestadas. Algunas dicen que les pillaron en sus propios jardines, desde los patios…” relata un vecino.

Goga Aptsiauri es periodista. Vive en Gori y durante años ha trabajado en los pueblos cercanos a la línea de ocupación.

“Ya hace 14 años de la guerra, que obligó a la gente a vivir en unas condiciones muy difíciles. Casi todos los días pierden sus campos agrícolas, sus bosques… están secuestrando gente. Los soldados rusos les detienen en lugares donde no hay alambrada o señales y les acusan de cruzar la supuesta frontera”, nos cuenta.

Georgia y Ucrania se enfrentan a los mismos retos

Tras la caída de la Unión Soviética, Georgia fue la primera víctima de las agresiones de Rusia. Los refugiados de los terriorios ocupados rusos en Georgia todavía no han podido volver a sus casas y la situación en estas fronteras del este sigue siendo tensa.

En la actualidad, Georgia y Ucrania se enfrentan a los mismos retos. Les une el deseo de ser parte de la integración euro-Atlantica.

Nos hemos enfrentado al mismo reto, la ocupación, durante muchos años
Davit Zalkaliani
Ministro de Asuntos Exteriores de Georgia

Davit Zalkaliani, ministro de Asuntos Exteriores de Georgia, explica:

“Nos hemos enfrentado al mismo reto, la ocupación, durante muchos años. El gobierno de Georgia y su población se solidarizan con Ucrania y el pueblo ucraniano en estos difíciles tiempos”.

A unos 1.300 kilómetros de la frontera con Ucrania, en Dvani, la gente espera que no haya otra guerra y que Rusia no cree nuevas líneas dividiendo Georgia o cualquier otro país europeo.