This content is not available in your region

Scotland Yard anuncia estar investigando las fiestas de Johnson durante el confinamiento

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El primer ministro británico, Boris Johnson
El primer ministro británico, Boris Johnson   -   Derechos de autor  Rajanish Kakade/AP

**Boris Johnson y su Gobierno, contra las cuerdas. **

Scotland Yard ha anunciado estar investigando varias fiestas celebradas durante el confinamiento tanto en el diez de Downing Street, residencia del primer ministro británico, como en Whithall, sede de varios ministerios. La policía metropolitana de Londres o MET había recibido múltiples críticas por su silencio ante la cascada de revelaciones sobre el tema.

Potenciales violaciones a la regulación COVID

"Puedo confirmar que la policía metropolitana de Londres está investigando una serie de eventos que tuvieron lugar en Downing Street y Whitehall en los últimos dos años en relación a potenciales violaciones de las regulaciones de la COVID 19, decía la comisaria jefa del cuerpo Cressida Dick. "Subrayaría que el hecho de que lo estemos investigando ahora por supuesto no significa que necesariamente se vayan a imponer sanciones en todas las instancias y a todas las personas involucradas".

El portavoz de Johnson se ha apresurado a anunciar que cooperará plenamente con la policía. 'El primer ministro es consciente de la cólera y preocupación de los ciudadanos', aseguraba.

'Celebro la decisión'

El propio Johnson, desde el parlamento, intentaba quitar hierro al asunto.

"Celebro la decisión de la policía metropolitana de realizar su propia investigación, porque creo que ayudará a dar al público la claridad necesaria y a zanjar el asunto".

Johnson ve cómo su popularidad sigue en caída libre, mientras varios diputados de su partido exigen su dimisión.

Este lunes un canal británico sumó otra fiesta a la lista, la de su cumpleaños en junio de 2020, que habría organizado su entonces todavía novia, a la que habrían asistido unas treinta personas

Esta investigación de Scotland Yard se solapa con otra interna realizada por una alta funcionaria británica.