Ecuador | Un vertido de crudo en la Amazonia ecuatoriana afecta a más de 2 hectáreas

El vertido de crudo afectó a más de dos hectáreas
El vertido de crudo afectó a más de dos hectáreas Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Medidas de contención urgentes por el vertido de crudo en la Amazonía de Ecuador por la rotura de un oleoducto. Sufrió una rotura el pasado viernes en el sector del río Piedra Fina, en la provincia amazónica de Napo, tras la caída de una gran roca desde más de dos metros de altura sobre la tubería.

PUBLICIDAD

Medidas de contención urgentespor el vertido de crudo en la Amazonía de Ecuador por la rotura de un oleoducto.

Sufrió una rotura el pasado viernes en el sector del río Piedra Fina, en la provincia amazónica de Napo, tras la caída de una gran roca desde más de dos metros de altura sobre la tubería.

Tras detectarse la rotura, se construyeron unas "piscinas de contención", con las que se recogió gran parte del vertido para impedir que el crudo alcanzara los acuiferos de agua potable.

La empresa que gestiona el oleoducto, OCP Ecuador se encargará de suministrar agua a las comunidades aledañas como Toyuca,y San Pablo. Este miércoles distribuirá alimentos y empezrán las visitas médicas preventivas.

Fue la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana la que denunció la contaminación petrolera en ríos de la región y mostró imágenes de manchas de crudo en las riberas de ríos como el Coca y el Napo.

La empresa asegura que "la gran mayoría de crudo que salió del oleoducto ha sido contenido, recuperado, y reinyectado al sistema".

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ecuador | Aumentan las víctimas mortales del aluvión en Quito

Los ecuatorianos respaldan en el referéndum la guerra contra los narcotraficantes

Ecuador suspende las jornadas laborales del jueves y viernes por la crisis energética