This content is not available in your region

COVID-19 en Europa: Francia adopta el "Convoy de la libertad", e Italia relaja las restricciones

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EFE
euronews_icons_loading
COVID-19 en Europa: Francia adopta el "Convoy de la libertad", e Italia relaja las restricciones
Derechos de autor  Jean-Francois Badias/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Las amenazas policiales no han frenado el avance de los llamados "convoyes de la libertad en Francia", un movimiento contra las restricciones y regulaciones de la COVID-19 que sigue al que ha bloqueado Ottawa en Canadá.

Este viernes, cientos de personas han partido hacia París desde distintos puntos del país, a dos meses de las elecciones presidenciales, y en un contexto en el que las autoridades francesas quieren evitar protestas antigubernamentales como las de los chalecos amarillos en 2018.

Tras una fría noche en tres aparcamientos de Châteaubourg, la comitiva bretona partió hacia las 9 de la mañana en una larga fila de coches, autocaravanas y camiones, con las luces de aviso encendidas.

Las autoridades estimaron que el convoy estaba formado por entre 250 y 300 vehículos. 

El convoy se extendió durante varios kilómetros y se dirigió a velocidad reducida hacia la capital, animado en los primeros kilómetros por los seguidores apostados en los puentes.

Italia se relaja

Mientras tanto, Roma se toma un respiro. Desde este viernes, en toda Italiaya no es necesario llevar mascarilla en los espacios abiertos, pero sí en caso de aglomeraciones y siempre en interiores.

Según la ordenanza firmada por el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, publicada en el Boletín Oficial del Estado, la obligación de llevar mascarilla en lugares cerrados que no sean domicilios particulares se mantiene hasta el 31 de marzo, cuando terminará el estado de emergencia en Italia. 

Las autoridades italianas decidieron levantar algunas restricciones tras registrar un descenso en el número de contagios y hospitalizaciones en las últimas semanas, una medida similar a las adoptadas por otros países europeos.

Otra señal de la progresiva vuelta a la normalidad será la apertura desde hoy de las discotecas y salas de baile, el sector más castigado por la pandemia.

Se podrá entrar con el certificado de vacunación completo o de haber superado la enfermedad, y se deberá llevar la mascarilla si se está sentado, pero se podrá quitar en la pista de baile.