This content is not available in your region

Servicios de rescate canadienses siguen buscando a 11 marineros de pesquero español hundido

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los servicios de rescate canadienses recuperan 10 cadáveres del pesquero español hundido
Los servicios de rescate canadienses recuperan 10 cadáveres del pesquero español hundido   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

(Añade cita de familiares y actualiza detalles de los servicios de rescate)

MADRID, 16 feb -El mal tiempo complicó el miércoles la búsqueda de los 11 tripulantes que faltaban del pesquero español que se hundió en medio de un fuerte oleaje invernal frente a la costa oriental de Canadá, lo que provocó al menos 10 muertes, según un responsable de salvamento canadiense.

Los tres marineros supervivientes del pesquero, que sufrían hipotermia severa, fueron sacados de una balsa salvavidas a primera hora del martes. No estaba claro qué provocó el hundimiento del arrastrero Villa de Pitanxo.

“Nuestros aviones están repostando para volver a realizar más búsquedas a la luz del día”, dijo el portavoz del Centro de Coordinación de Rescate Conjunto de Halifax, Brian Owens. “El tiempo se ha deteriorado desde la noche pasada”.

Owens dijo que el mar estaba a 10 metros, con vientos de 45 nudos (83 kph) y una visibilidad de tres a cuatro millas náuticas (5,6 a 7,4 km), “lo que está complicando la búsqueda.”

“Pero seguimos comprometidos con la búsqueda de los 11 miembros restantes de la tripulación”, añadió.

En las operaciones que continuaban el miércoles participaron un avión, dos helicópteros, barcos de rescate y un arrastrero español y dos portugueses, dijo la agencia española de salvamento marítimo.

El Villa de Pitanxo, con una tripulación compuesta por 16 españoles, cinco peruanos y tres ghaneses, lanzó una alerta de socorro a las 0424 GMT del martes, dijo el Ministerio de Pesca de España, que destacó que el barco se hundió a unos 450 km (280 millas) al este-sureste de Terranova.

El hundimiento fue el que más muertes ha ocasionado en un barco español en los últimos años y fue un revés sobre todo para la región de origen del Villa de Pitanxo, Galicia, en el noroeste de España, cuyos marineros llevan siglos recorriendo los mares del mundo en busca de pescado.

En el grupo Nores Marín, la empresa con sede en la ciudad gallega de Pontevedra propietaria del barco, los familiares de la tripulación se congregaban en busca de noticias. Las autoridades españolas dijeron que los cuerpos no habían sido identificados formalmente.

“De momento no sabemos nada, y la verdad es que no puedo hablar de ello”, dijo a periodistas la esposa del pescador desaparecido Edwin Córdoba Salinas. “Todavía no lo han encontrado y por el momento estamos esperando a ver qué pasa”.