This content is not available in your region

"¡Que sigan buscando!": la súplica de las familias de marineros desaparecidos del Villa de Pitanxo

Access to the comments Comentarios
Por Isidro Murga  con AFP, EFE
euronews_icons_loading
Familiares de uno de los marineros desaparecidos en el naufragio del pesquero gallego Villa de Pitanxo
Familiares de uno de los marineros desaparecidos en el naufragio del pesquero gallego Villa de Pitanxo   -   Derechos de autor  Beatriz Ciscar/AP

"¡Que sigan buscando!" Es la súplica que los familiares de los 12 marineros desaparecidos en el naufragio del Villa de Pitanxo elevan a las autoridades españolas. Los guardacostas canadienses dieron por terminada su misión el miércoles tras recuperar 9 cadáveres y rescatar a 3 supervivientes en las gélidas aguas de Terranova, donde el pesquero se hundió el pasado martes de madrugada.

- "La búsqueda se ha terminado. Nosotros, las familias, no queremos. Tenemos que hablar con el ministro. Allí hay militares. Tienen que seguir buscando los cuerpos. No se puede dejar a 12 personas tiradas así en el mar", afirmaba John Okutu, sobrino de uno de los marineros desaparecidos.

Muchos de los miembros de la tripulación llevaban años en el mismo barco y eran como una familia:

- "Tiene 39 años, pero él estaba en la empresa trabajando desde Uruguay primero, luego a las Malvinas y luego aquí (en España) con doce años en el Villa de Pitanxo, y más en la empresa. Y él conocía la zona y sabía que en esta temporada hay mal tiempo, y claro, ha habido mal tiempo", comenta Carolina, esposa de José Calderón, del que no ha vuelto a tener noticias.

- "No sabemos nada (de mi padre). Es que él no está ni entre los vivos ni entre los muertos, está desaparecido y no sabemos nada de él hasta ahora... ya les mostramos su foto, y les damos el nombre. Él es Rogelio Franco y tiene 56 años", explica el joven Kevin Franco.

Ghaneses, peruanos, españoles... el dolor no entiende de pasaportes ni de fronteras. Marín, la localidad gallega de donde partió el Villa de Pitanxo, los llora a todos como hijos propios y Galicia los honra con tres días de duelo oficial.

Tras escuchar el testimonio de los tres supervivientes, los expertos creen que el pesquero se hundió por una conjunción de factores: en un momento dado, por un golpe de mar o una maniobra brusca, una gran masa de agua inundó los compartimentos de carga, que permanecían abiertos, mientras la tripulación recogía el aparejo, repleto de capturas. El barco se hundió en unos minutos. Todo fue tan rápido que muchos marineros ni tan siquiera tuvieron tiempo de llegar a los botes salvavidas.

Los 3 supervivientes y 7 de los 9 cadáveres recuperados llegarán este viernes al puerto de San Juan de Terranova a bordo de la embarcación española Playa de Menduiña II. Los otros dos fallecidos están en el barco canadiense Nexus, que también tiene previsto atracar este viernes en el mismo puerto.