This content is not available in your region

Reino Unido levanta todas las restricciones en su plan para "convivir con la COVID"

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Boris Johnson anuncia su plan para "convivir con la COVID"
Boris Johnson anuncia su plan para "convivir con la COVID"   -   Derechos de autor  Tolga Akmen/AP

El Gobierno de Reino Unido inicia este jueves su plan para "convivir con la COVID". Una estrategia anunciada por el primer ministro Boris Johnson que incluye el fin de las cuarentenas para los positivos y elimina todas las restricciones sanitarias.

Johnson ha dado el paso ahora que se ha superado el pico de la variante Omicron del coronavirus. "Eliminaremos todas las restricciones domésticas que quedan en la ley. A partir de este jueves, ya no será obligatorio autoaislarse si se da positivo. Y también pondremos fin a la prestación de ayudas para el autoaislamiento, aunque se podrá seguir reclamando el subsidio de enfermedad durante un mes más", ha anunciado.

A partir del 1 de abril, la realización de pruebas gratuitas se dirigirá únicamente a los más vulnerables. El resto deberán comprar el test. La medida llega con una de cada 20 personas infectadas con coronavirus en el país, según las cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales.

Mientras Reino Unido se convierte en una de las primeras naciones en levantar todas sus medidas sanitarias, toda Europa inicia una oleada de flexibilización parcial de sus restricciones.

En Bélgica se suprime la obligatoriedad de la mascarilla para los niños de entre 6 y 12 años, mientras que en Lille, en el norte de Francia, los niños también se van a volver a la escuela sin mascarilla después de las vacaciones.

Y en Bulgaria se ha anunciado que el certificado digital obligatorio contra el coronavirus ya no será necesario para entrar en restaurantes, centros comerciales y otros lugares públicos a partir de mediados de marzo.

A medida que se avanza hacia la normalidad, muchos en Italia han reflexionado sobre el segundo aniversario de cuando el país se convirtió en el primero fuera de Asia en confirmar infecciones por coronavirus de transmisión local. Desde entonces, Italia ha perdido 153.000 vidas.