This content is not available in your region

¿Peligran los megayates rusos en las costas españolas?

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
El megayate Lady Anastasia
El megayate Lady Anastasia   -   Derechos de autor  Fredrik Carlsson/ MarineTraffic

Los megayates de los hombres más ricos de Rusia, cercanos a Putin, se encuentran atracados entre la costa barcelonesa y la de Palma de Mallorca. Las sanciones que estudia la Unión Europea y la guerra desatada en Ucrania podría amenazar estas lujosas embarcaciones que descansan en puertos españoles.

Sin ir más lejos, este mismo sábado, un marinero ucraniano de 55 años fue detenido por la Guardia Civil en Calviàpor (Mallorca) por intentar hundir el Lady Anastasia, propiedad de su jefe ruso. Este megayate de 48 metros de eslora, está valorado en siete millones de euros.

El ucraniano ha confesado a la policía que abrió una vía de agua para hundir la embarcación a modo de venganza contra su jefe de nacionalidad rusa. El propietario de la embarcación sería un empresario dedicado a la venta de material militar y armas para el gobierno ruso.

El sábado por la mañana, el marinero ucraniano entró en la sala de máquinas, abrió las válvulas y avisó al resto de la tripulación de lo que había hecho antes de abandonar el yate. Fue el personal el que avisó a las autoridades y lograron así evitar el hundimiento del barco.

En su declaración, aseguró que llevaba diez años trabajando como personal de la embarcación y que su dueño es el ruso Alexander Mijeev, jefe de Rostec, una corporación que vende armas a nivel mundial. El marinero apuntó ante el juez que esas eran las armas que estaba utilizando el ejército ruso en la guerra contra Ucrania. “Es un criminal que gana dinero vendiendo armas que ahora matan a los ucranianos", sostuvo ante el tribunal.

El juez del caso ha decidido dejar al hombre en libertad acusado de un delito de daños tras prestar declaración.

Megayates en las costas españolas

La posibilidad que está encima de la mesa, en la Unión Europea, de ampliar el círculo de personas afectadas por las sacniones a los megarricos rusos -personas de máxima confianza del Kremlin- hace que peligren los yates de lujo atracados en puertos españoles. Países aliados ya han tomado esta deicisión y Europa podría seguir su ejemplo.

En Barcelona se encuentran tres de estas embarcaciones cuyo valor asciende a cientos de millones de dólares. Estos tres megayates pertenecen a Vagit Alekperov, Andrey Molchanov y Roman Abramovich. El más grande sería el de este último, el Solaris, que cuenta con 139 metros de eslora y cuyo dueño anunció este sábado que dejaba la gestión del Chelsea -después casi 20 años al frente del club de la Premier League- tras las sanciones impuestas por Reino Unido.

Según publica el diario The Guardian, Vagit Alekperov podría ser objetivo de las sanciones de la Unión Europea ya que es el director general de la empresa Lukoil, la compañía petrolera más grande de Rusia. Una empresa clave para el país. A esto se le sumaría que Alekperov estuvo presente en la reunión de líderes empresariales convocada por el presidente ruso en el Kremlin.

Su yate, el Galactica Supernova, fondea en aguas catalanas con bandera de las Islas Caimán. La influencia de este magnate ruso se extiende desde su país hasta Barcelona, donde ha llegado a hacer negocios participando en un proyecto inversor en el Marina Port Vell. El objetivo del proyecto era mejorar las instalaciones de uno de los principales enclaves para yates de gran eslora.

Aunque, por el momento, estos tres empresarios todavía no han sido sancionados, Estados Unidos y Reino Unido están cerca de incluir a empresas del sector de la energía y construcción dentro de la lista. Y, en el caso de que se concreten y amplíen las medidas por parte de la UE, los tres megayates podrían ser incautados por las autoridades españolas.