This content is not available in your region

Alcalde de Kiev invita al Papa a hacer un llamado a la paz en la capital ucraniana

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ukraine has asked Pope to talk to Putin about humanitarian corridors -Ukraine deputy PM
Ukraine has asked Pope to talk to Putin about humanitarian corridors -Ukraine deputy PM   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Philip Pullella

CIUDADDELVATICANO, 15 mar – El alcalde de la capital ucraniana, Kiev, instó al Papa Francisco a viajar a la ciudad incluso en las circunstancias actuales, afirmando que su presencia allí sería “clave” para salvar vidas y lograr la paz.

La carta enviada por Vitaliy Klitschko al Papa se suma a las invitaciones anteriores del líder católico de rito bizantino de Ucrania y del embajador ucraniano en el Vaticano.

En un comunicado, el Vaticano confirmó que el pontífice recibió la misiva, fechada el 8 de marzo. Según indicó, Francisco está rezando por los ucranianos, pero no mencionó la invitación ni el viaje.

“Creemos que la presencia (del Papa) en persona en Kiev es clave para salvar vidas y allanar el camino hacia la paz en nuestra ciudad, país y más allá”, escribió Klitschko.

Según dijo, Kiev está dispuesta a ofrecer cualquier ayuda que sea necesaria. Si no es posible una visita, el alcalde sugirió una videoconferencia en directo o grabada que incluyera también al presidente, Volodímir Zelenski.

“Le pedimos, como líder espiritual, que muestre su compasión, que se ponga al lado del pueblo ucraniano difundiendo conjuntamente el llamado a la paz”, indicó la carta.

Sviatoslav Shevchuk, arzobispo mayor de la Iglesia católica bizantina de Ucrania, y el embajador ucraniano en el Vaticano, Andriy Yurash, invitaron por separado al Papa a visitar el país el mes pasado. Ambas invitaciones se hicieron antes de que comenzara la guerra.

En su declaración, el Vaticano repitió las palabras del Papa del domingo, que rechazaron de forma implícita las justificaciones de Moscú para la invasión.

“Frente a la barbarie de la matanza de niños, inocentes y civiles desarmados, ninguna razón estratégica puede sostenerse. Lo único que se puede hacer es detener esta inaceptable agresión armada antes de que reduzca las ciudades a cementerios”, señaló el comunicado.

Moscú afirma que su acción no está destinada a ocupar territorio, sino a desmilitarizar y “desnazificar” a su vecino.

Rusia califica su acción de “operación militar especial”. El 6 de marzo, Francisco rechazó implícitamente ese término, diciendo que no podía considerarse “sólo una operación militar”, sino una guerra que había desencadenado “ríos de sangre y lágrimas”.