This content is not available in your region

Rusia-Ucrania | Reducido a escombros un centro comercial en Kiev con al menos cinco muertos

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Restos del centro comercial bombardeado en Kiev, Ucrania
Restos del centro comercial bombardeado en Kiev, Ucrania   -   Derechos de autor  Efrem Lukatsky/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Montañas de escombros donde antes se encontraba un concurrido centro comercial en Kiev. El bombardeo tuvo lugar el lunes de madrugada y dejó al menos 8 muertos.

El toque de queda volverá a entrar en vigor este lunes por la noche hasta el miércoles por la mañana, en previsión de un posible asalto de las tropas rusas.

La vida continúa entre sirenas y explosiones, como recordó el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, quien hizo sonar una sirena con estrépito durante uno de sus discursos, para que el mundo no olvide lo que viven cada día los ucranianos. 

"Por favor, no patrocinen las armas de guerra de Rusia -pidió Zelenski a los europeos-. No les deis euros a los ocupantes, cerradles todos vuestros puertos, no les enviéis vuestras mercancías, rechazad sus recursos energéticos, presionad para que Rusia se vaya de Ucrania".

Controlada la fuga de amoniaco en una fábrica de Sumy

Los servicios de emergencia ucranianos han conseguido contener una peligrosa fuga de amoníaco registrada en una fábrica de la región de Sumy, en el noreste del país. Según el gobernador regional, la planta fue bombardeada por las fuerzas rusas. Moscú lo niega.

"En Sumy se llevó a cabo una provocación planificada de los nacionalistas ucranianos", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov. 

Rusia dijo este lunes que sus fuerzas aéreas han destruido 44 objetivos militares en las últimas horas, incluidos sistemas antiaéreos y lanzaderas de misiles. Informaciones imposibles de verificar. 

Evacuaciones en Odesa, que espera con angustia su turno

Mientras tanto, en Odesa, el gran puerto Ucraniano sobre el mar Negro, esperan con angustia el inicio en cualquier momento de un ataque ruso por tierra y mar. El domingo, cientos de civiles pudieron dejar la ciudad con la ayuda de Cruz Roja.