This content is not available in your region

EE. UU. mantiene que el pacto nuclear con Irán sigue encima de la mesa

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
EE. UU. mantiene que el pacto nuclear con Irán sigue encima de la mesa
Derechos de autor  AP/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

El acuerdo nuclear con Irán sigue encima de la mesa. El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, trató el domingo de calmar los temores de Israel y sus aliados árabes del Golfo antes de la esperada renovación del pacto con la república islámica.

Blinken hizo estos comentarios poco antes de reunirse con sus homólogos de Israel y de cuatro países árabes en un encuentro especial en el que se esperaba que el acuerdo nuclear encabezara la agenda: "Ambos estamos comprometidos, ambos estamos decididos a que Irán nunca adquiera un arma nuclear (...) Estados Unidos cree que la vuelta a la plena aplicación del Plan de Acción Integral Conjunto es la mejor manera de devolver el programa nuclear de Irán al cajón en el que estaba, pero del que ha escapado desde que Estados Unidos se retiró del mismo"

Mientras se intensifican las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear, el enviado especial de Estados Unidos, Robert Malley, dijo el domingo en Doha que, aunque se alcance un acuerdo su país mantendrá las sanciones contra la Guardia Revolucionaria iraní, el ejército ideológico de la República Islámica.

La prohibición de la Guardia Revolucionaria es una de las líneas rojas para Irán. "El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica es un ejército nacional, y un ejército nacional no puede ser catalogado como grupo terrorista y, desde luego, esto no es aceptable. Eso es muy importante para los iraníes", decía en Doha el ex ministro de Exteriores de Irán.

El alto representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell mantiene que se está cerca de llegar a un acuerdo.

**Irán lleva varios meses en conversaciones en Viena con China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania para reactivar el pacto de 2015 que supuestamente impide a Teherán adquirir la bomba atómica, a cambio del levantamiento de las sanciones que asfixian la economía iraní. **