This content is not available in your region

Ucrania desconfía de la retirada de Kiev anunciada por Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Un combatiente ucraniano
Un combatiente ucraniano   -   Derechos de autor  AP Photo

Las tropas ucranianas siguen dispuestas a resistir los ataques, mientras las autoridades se muestran escépticas ante la promesa de Rusia de salir de la región de la Kiev. Trabajadores de Chérnobil sí confirmaron que se estaba produciendo una retirada de la central nuclear de, ocupada el primer día de la invasión.

La OTAN advierte de que las tropas rusas se están reagrupando. Y Kiev teme una nueva y dura oleada de ataques en la parte oriental del país. "En el Donbás, en Mariúpol, y en dirección a Járkov, las tropas rusas están acumulando su potencial ofensivo. Nos defenderemos. Haremos todo lo posible para detener a los ocupantes y limpiar nuestra tierra de sus malvadas y absurdas quimeras", ha anunciado Volodímir Zelenski

Mientras tanto, hay nuevas esperanzas de que se abra un corredor humanitario en Mariúpol para que los civiles puedan escapar de la ciudad asediada. Pero como ocurre con muchas de las promesas de Rusia, nada se da por sentado. El Gobierno, no obstante, envío el jueves 45 autobuses a este enclave del sudeste del país para la evacuación de civiles que se podría producir hoy.

La invasión no ha cumplido las previsiones de Rusia, y Moscú se ha visto obligada a trasladar tropas de Georgia a Ucrania. El presidente Vladímir Putin, según los informes de inteligencia, está cada vez más fuera de juego. Según su homólogo estadounidense, Joe Biden, "hay muchas especulaciones, no digo esto con certeza, pero parece estar autoaislándose, y hay algunos indicios de que ha despedido o puesto bajo arresto domiciliario a algunos de sus asesores. Pero no quiero dar demasiada importancia a eso en este momento, porque no tenemos muchas pruebas sólidas".

En Járkov, al menos 2.000 residentes se han apuntado para ayudar al ayuntamiento a limpiar los escombros. Este jueves, 35 países reunidos en Reino Unido decidieron aumentar el apoyo militar a Ucrania.