This content is not available in your region
Los candidatos a la presidencia de Francia
Los candidatos a la presidencia de Francia   -   Derechos de autor  AP Photo

Elecciones en Francia: ¿quién es quién en la carrera para desbancar a Macron?

Los votantes franceses acudirán el próximo domingo 10 de abril a las urnas para elegir un nuevo presidente. El 24 de abril tendrá lugar la segunda vuelta. Doce candidatos, ocho hombres y cuatro mujeres se encuentran inmersos en la campaña electoral, pero ¿quiénes son los candidatos que se enfrentan a Emmanuel Macron?

El recién llegado que ha adiquirido mayor relevancia en la carrera hacia el Elíseo es el candidato de extrema derecha Eric Zemmour, que amenaza con quitarle votos a Marine Le Pen.

Los sondeos apuntan a una victoria de Macron, pero las elecciones presidenciales francesas son conocidas por ser imprevisibles. Macron es el ejemplo perfecto, ya que lanzó un movimiento político pocos meses antes de las elecciones de 2017 y acabó triunfando.

Los temas clave que dominan la campaña hasta ahora son el trabajo, el coste de la vida, el medio ambiente, la inmigración y la seguridad, especialmente después de que Rusia invadiera Ucrania a finales de febrero.

Emmanuel Macron - La République en Marche

El actual presidente lidera las encuestas a pesar de haber lanzado su campaña a principios de marzo, con en torno al 28% de intención de voto. Macron anunció su candidatura a la presidencia justo antes del plazo oficial en un comunicado publicado en los periódicos locales y en redes sociales.

Desde entonces se ha convertido en el favorito y ha aumentado su popularidad tras el estallido de la guerra en Ucrania. Su papel en el diálogo tanto con Ucrania como con Rusia durante la crisis le ha beneficiado en las encuestas. Al centrarse en el conflicto de Ucrania subió hasta seis puntos en los sondeos, llegando a alcanzar el 30%.

AP Photo
El presidente francés Emmanuel Macron pronuncia un discurso en el Palacio del Elíseo, el 29 de marzo de 2022AP Photo

Su mandato ha estado marcado por la pandemia y las protestas de los "chalecos amarillos". Su intención ahora es reducir los niveles de desempleo, limitar el acceso a algunas prestaciones por desempleo y también elevar la edad de jubilación a los 65 años. También dijo que quiere centrarse en la educación y la sanidad, incluyendo un enfoque en la atención preventiva.

El programa de Macron ha sido criticado por el principal partido de la derecha por copiar algunas de sus propias medidas, incluida su decisión de aumentar la edad de jubilación. Entre otras medidas de su programa figuran planes para construir seis nuevas centrales nucleares y aumentar el número de policías.

Macron, antiguo ministro de Economía del Partido Socialista, creó su propio movimiento antes de las elecciones de 2017, calificándose a sí mismo de centrista y europeísta.

Marine Le Pen - Agrupación Nacional

Marine Le Pen sigue a Macron en las encuestas y se prevé que le acompañe en la segunda vuelta de las elecciones. La líder de extrema derecha, de 53 años, se llevó un batacazo en las elecciones regionales, ya que su partido no consiguió gobernar. Sus caballos de batalla se mantienen intactos: la inmigración y la seguridad.

Su apuesta pasa por una dura política migratoria, erradicar el islamismo y un marcado sentimiento antieuropeo.

Esta se ha convertido en la tercera carrera hacia el Elíseo de Le Pen y ha asegurado que “no quiere presentarse seis veces a las presidenciales, su intención es ganar en la primera vuelta.

AP Photo
Marine Le Pen pronuncia un discurso, en un acto del Rally Nacional en Frejus, Francia, el domingo 12 de septiembre de 2021AP Photo

Sobre el debate de las energías renovables, la líder de extrema derecha pretende suprimir las subvenciones a las "energías intermitentes", incluidas la eólica y la fotovoltaica. Y aunque el sentimiento antieuropeo sigue en el partido, ha abandonado la idea de sacar a Francia de la Unión Europea, del espacio Schengen y de la eurozona.

Le Pen ha tratado de suavizar la imagen de su partido desde que tomó el relevo de su padre, condenado varias veces por sus comentarios antisemitas. Esto ha hecho que sea más convencional, pero ahora corre el riesgo de verse eclipsada por un nuevo actor político: Eric Zemmour.

Su principal reto será conseguir credibilidad en temas que no tengan que ver con la inmigración y la seguridad. Su falta de experiencia y de conocimientos económicos la llevó a ser superada por Macron durante un debate televisado en 2017.

Jean-Luc Mélenchon - La France Insoumise

El líder populista de izquierdas, de 70 años, quedó en cuarto lugar en las últimas elecciones presidenciales, obteniendo casi el 20% de los votos en la primera vuelta. En los meses previos a las elecciones ha obtenido los mejores resultados de todos los candidatos de izquierdas.

Muchas de sus propuestas se han centrado en cuestiones sociales y en el coste de la vida. Por ejemplo, ha anunciado que tiene previsto crear una "ley de emergencia social" que permita congelar el precio de los productos de primera necesidad, como el combustible, el gas, la electricidad y algunos alimentos.

También quiere aumentar el salario mínimo mensual de los 1.258 euros netos actuales a 1.400 euros netos. En temas de seguridad, apuesta por una salida de Francia de la OTAN y se posiciona en contra del envío de armas a Ucrania.

Según las encuestas, Melénchon ha experimentado un crecimiento en intención de voto en los últimos meses llegando a superar en tan solo un par de semanas al ultraderechista Zemmour.

AP Photo
El líder de la izquierda francesa, Jean-Luc Melenchon, en París, el jueves 23 de septiembre de 2021AP Photo

Mélenchon es una figura polémica. En diciembre de 2019 fue condenado a tres meses de prisión suspendida y a una multa de 8.000 euros por intimidar a los funcionarios que realizaban un registro en su oficina en el marco de una investigación sobre irregularidades en la financiación.

Anne Hidalgo - Partido Socialista

Actual alcaldesa de París, Hidalgo, de 62 años, es la líder del Partido Socialista. Renovó su mandato en la capital francesa al apostar por las políticas ecológicas y la reducción del tráfico en la ciudad, aunque su candidatura no tiene tanto impulso a nivel nacional.

La líder de los socialistas ha pedido que se "reconstruyan" los sistemas educativo y sanitario y ha dicho que "la cuestión del trabajo debe volver a ser un tema central".

Al igual que Melenchon, tiene previsto aumentar los salarios. Sostiene que uno de sus primeros actos como presidenta sería convocar negociaciones con los sindicatos "para volver a poner a los franceses en una posición en la que puedan vivir de su trabajo con dignidad".

AP Photo
La alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, anuncia su candidatura a las próximas elecciones presidenciales en FranciaAP Photo

También se posiciona como ecologista. Entre las medidas que ha puesto en marcha en la capital francesa están las restricciones al tráfico de automóviles en algunas zonas de la ciudad y el aumento de los carriles bici. Su nuevo mandato prevé la plantación de 170.000 árboles, la renovación energética de los edificios y el fin del plástico en los comedores escolares.

Se enfrenta a dos grandes retos. El primero es que se la considera una política local, ligada a París. El segundo es que es la candidata de un partido que está en declieve. La candidata de los socialistas en 2017 solo obtuvo el 6,2% de los votos, un mínimo histórico para el partido. A esto le siguieron fuertes derrotas en las elecciones legislativas y al Parlamento Europeo.

Yannick Jadot - Partido Verde

Europa Ecología Los Verdes ha apostado por el eurodiputado Yannick Jadot, de 54 años, y ex activista de Greenpeace.

Su programa incluye la promesa de acabar con la ganadería intensiva y de debilitar a los lobbies, que, según él, "se tragan las subvenciones y las políticas públicas", él pretende que el clima, la salud, el medio ambiente y la justicia social "sean por fin una prioridad".

AP Photo
El candidato del Partido Verde para dirigir la campaña presidencial de 2022, Yannick JadotAP Photo

"Cada euro de dinero público estará condicionado a la protección del medio ambiente. Ni un solo euro para TotalEnergies hasta que la energética rompa con sus operaciones de búsqueda de petróleo y gas en el subsuelo", ha dicho.

También tiene previsto restablecer un impuesto sobre el patrimonio y gravar más los activos financieros que invierten en combustibles fósiles.

Por último, ha desvelado un plan para inyectar 50.000 millones de euros al año durante los cinco años de mandato para "reparar" el país y "reconstruir" la economía. Los fondos se destinarían a proyectos de infraestructuras, vivienda y transporte, y ayudarían a la transición de la economía hacia "un círculo virtuoso de inversión y consumo responsable".

Valérie Pécresse - Los Republicanos

Valérie Pécresse fue elegida por los miembros del partido derechista, Les Républicains, para ser su primera mujer candidata en las elecciones presidenciales de Francia. Al mando de la región de Île-De-France, en la que se encuentra París, ha sido también ministra de Enseñanza Superior y de Presupuesto en dos ocasiones.

Tras abandonar el partido en 2019 para formar su propio movimiento, acabó regresando el pasado octubre, y para esta candidatura se ha comprometido a revisar los planes de cierre de los reactores nucleares. Aunque ha llegado a admitir que la energía nuclear no será suficiente y que hay que potenciar las renovables.

Otras propuestas incluyen un impuesto sobre el carbono en las fronteras de Europa y la "preferencia europea en la contratación pública".

AP Photo
La mandataria de la región Ile de France, Valerie PecresseAP Photo

También aboga por una subida salarial y una reforma del sistema de desempleo y pensiones, además prometió reducir la deuda pública.

Para ganar la nominación, Pécresse se impuso a varios candidatos de alto nivel de su partido, como Eric Ciotti, un diputado de Niza; Xavier Bertrand, presidente de la región de Hauts-De-France; Michel Barnier, ex negociador del Brexit de la UE; y Philippe Juvin, un alcalde que adquirió notoriedad en medio de la pandemia de Covid-19.

Eric Zemmour - Reconquista

El polémico columnista, tertuliano de televisión y escritor Eric Zemmour también ha lanzado su candidatura a la presidencia de Francia.

Zemmour, de 63 años, es famoso por sus provocaciones sobre el Islam, la inmigración y las mujeres. Este tipo de comentarios le han llevado a ser demandado en numerosas ocasiones. En 2011 fue condenado por provocar discriminación racial y por incitar el odio hacia los musulmanes en 2018.

Sostiene que Francia está en declive tanto geopolítico como económico, lo que achaca a la inmigración, así como a la "islamización" y "feminización" de la sociedad.

AP Photo
El mediático francés de extrema derecha Eric Zemmour en París, el 23 de septiembre de 2021AP Photo

El comentarista de televisión creó un frenesí mediático en Francia, lo que llevó al regulador de los medios de comunicación francés a dictaminar que debía ser considerado como un político, no como un periodista, y que su tiempo de emisión debía estar por tanto sujeto a limitaciones.

La candidatura de Zemmour al Elíseo podría perjudicar a Marine Le Pen, ya que ambos comparten visión. Varias personalidades de su partido ya han pedido a Zemmour que la apoye. También preocupa a la candidata de Los Republicanos a virar a la derecha en ciertos temas, como la inmigración y la seguridad, para frenar un posible descalabro de votos.

Fabien Roussel - Partido Comunista

Antiguo periodista que pasó un tiempo informando en Vietnam, Fabien Roussel es el líder del partido comunista francés desde 2018. Roussel, de 52 años, es actualmente diputado francés de la región más septentrional del país, en la frontera con Bélgica.

AP Photo
El candidato del Partido Comunista Francés, Fabien Roussel, habla durante el programa "Francia ante la guerra"AP Photo

Es partidario de reducir la semana laboral a 32 horas y de rebajar la edad de jubilación a 60 años, así como de aumentar el salario mínimo a 1.500 euros al mes.

Pero Roussel también ha sido criticado por su postura pro-nuclear y pro-caza. Algunos miembros de la izquierda le criticaron por decir que la carne, el vino y el queso eran los elementos esenciales de la gastronomía francesa y que quería asegurarse de que la gente tuviera acceso a ellos.