This content is not available in your region

El Papa Francisco lamenta la "locura de la guerra" durante la celebración del Domingo de Ramos

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con EFE, AP
euronews_icons_loading
El Papa Francisco celebra la misa del Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el domingo 10 de abril de 2022
El Papa Francisco celebra la misa del Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el domingo 10 de abril de 2022   -   Derechos de autor  Gregorio Borgia/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Los católicos celebran el Domingo de Ramos alrededor del mundo. En el Vaticano, el Papa Francisco ha celebrado la tradicional homilía en la plaza de San Pedro en la que ha bendecido las palmas y los olivos de los miles de fieles presentes y ha lamentado la "locura de la guerra" en un mundo "violento y herido".

El pontífice argentino lamentó el uso de la violencia al recordar el martirio de Jesús de Nazaret: "Cuando se usa la violencia ya no se sabe nada de Dios, que es Padre, ni tampoco de los demás, que son hermanos", advirtió. "Se nos olvida porqué estamos en el mundo y llegamos a cometer crueldades absurdas. Lo vemos en la locura de la guerra, donde se vuelve a crucificar a Cristo", denunció. 

Es la primera gran misa tras la eliminación de las restricciones por la pandemia y desafía los dolorosos problemas de rodilla del Pontífice, que le impiden desplazarse con agilidad.

En otros lugares como Filipinas también han aprovechado la relajación de las medidas sanitarias para acudir a los lugares de culto.

Un fiel explica que nunca dejarán de cumplir con la tradición religiosa pese a sus dolencias. "Seguimos esforzándonos por ir a la iglesia para que las bendiciones del Señor nunca cesen en nuestra familia."

Otro de los principales escenarios de Semana Santa es la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, en la que se ha reunido el clero católico romano.

Tras la misa, los fieles participan en una procesión siguiendo el recorrido tradicional de Jesús hace 2.000 años.