This content is not available in your region

Gobernador de Oklahoma firma prohibición casi total del aborto que castiga con cárcel

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Gobernador de Oklahoma firma prohibición casi total del aborto que castiga con cárcel
Gobernador de Oklahoma firma prohibición casi total del aborto que castiga con cárcel   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Gabriella Borter

12 abr – El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, firmó el martes un proyecto de ley que convierte en ilegal la práctica del aborto en el estado de Estados Unidos, salvo en caso de emergencia médica, y penaliza a quienes lo hagan con hasta 100.000 dólares de multa y 10 años de cárcel.

La legislación, que es una de las varias medidas antiabortistas presentadas este año por la asamblea estatal controlada por los republicanos, entrará en vigor este verano a menos que sea bloqueada en los tribunales.

“Queremos elegir la vida en Oklahoma. No queremos permitir los abortos en el estado de Oklahoma”, dijo Stitt al firmar el proyecto de ley en una conferencia de prensa.

Si entra en vigor, la prohibición ampliará una franja del país en la que el acceso al aborto legal es escaso o nulo. Oklahoma se ha convertido en un destino frecuente para las mujeres de Texas que quieren abortar desde que el estado vecino, más grande, prohibió en septiembre los abortos para embarazos de unas seis semanas, antes que muchas mujeres sepan siquiera que están embarazadas.

Planned Parenthood, una organización sin ánimos de lucro que facilita servicios de aborto entre otros, vio un aumento en Oklahoma de casi el 2.500% de pacientes de Texas en los meses posteriores a la entrada en vigor de la ley texana en comparación con el mismo período en 2020, dijo.

“La prohibición firmada hoy es cruel y, si entra en vigor este verano, tendrá un impacto devastador en la gente de Oklahoma, en los vecinos de Texas, así como en toda una región que se enfrenta a los ataques a sus derechos de acceso al aborto”, dijo Melissa Fowler, directora de programas de la Federación Nacional del Aborto, en un comunicado.

Otra ley introducida en Oklahoma este año propone prohibir casi todos los abortos y confiar en los ciudadanos privados para demandar a cualquier persona que “ayude o instigue” los abortos, de forma similar a la prohibición del aborto de seis semanas de Texas. Ese proyecto de ley contiene una cláusula de emergencia, que le permitiría entrar en vigor inmediatamente una vez firmado por el gobernador.

En los últimos meses, los estados dirigidos por los republicanos, como Oklahoma, han aprobado rápidamente prohibiciones del aborto cada vez más estrictas, con la expectativa de que una inminente decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos pueda ayudar a que las prohibiciones resistan los desafíos legales.