This content is not available in your region

Nuevos bombardeos rusos en Kiev, esta vez contra una fábrica de armamento

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El presidente ucraniano Volodímir Zelenski, en un último mensaje
El presidente ucraniano Volodímir Zelenski, en un último mensaje   -   Derechos de autor  Ukrainian Presidential Press Office via AP

Superados los 50 días de guerra en Ucrania, los bombardeos rusos continúan. También, por primera vez en dos semanas, en la capital, Kiev, donde **este viernes era atacada una fábrica de armas. **

"Armas de alta precisión de largo alcance lanzadas desde el aire destruyeron edificios de producción de armamento en Kiev, así como un taller de reparación de equipos militares en Mikolaiv", confirmaba el portavoz del ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashenkov

La intensificación de los ataques rusos responde, como ya se advirtió, al reciente hundimiento del buque Moskva en el Mar Negro y que supone un duro golpe para Moscú. Las informaciones fueron variando a lo largo de las horas respecto al ataque del famoso buque ruso, de 186 metros de eslora y con 500 militares a bordo, que este jueves habría recibido el impacto de dos misiles ucranianos. Aunque desde Moscú no confirman tal información, finalmente sí reconocían que el buque se había hundido, sin hablar de víctimas.

Cuanto antes consigamos todas las armas que hemos solicitado, más fuerte será nuestra posición y antes habrá paz
Volodímir Zelenski
Presidente de Ucrania

Mientras tanto, desde Kiev, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski insiste a sus aliados en la necesidad de dotar a su país de más armas con las que, recuerda, la guerra duraría mucho menos: "Cuanto antes consigamos todas las armas que hemos solicitado, más fuerte será nuestra posición y antes habrá paz", decía el presidente en su último mensaje.

Por lo pronto, Estados Unidos ya ha prometido un nuevo paquete de ayuda militar de 800 millones de dólares para Ucrania, que incluye helicópteros, obuses y vehículos blindados de transporte de personal. El Gobierno alemán, por su parte, planea liberar también más de mil millones de euros en ayuda para Kiev.

Pero esta paz parece de momento lejos y las tragedias se siguen sucediendo. En Brovary, familiares y amigos despedían al niño de 13 años asesinado a tiros por soldados rusos el pasado 11 de marzo. Las autoridades ucranianas ya habrían identificado a 900 civiles asesinados solo en la región de Kiev.