This content is not available in your region

Situación en Ucrania | Rusia amenaza con más ataques con misiles contra Kiev

Access to the comments Comentarios
Por Sasha Vakulina
euronews_icons_loading
Sasha Vakulina
Sasha Vakulina   -   Derechos de autor  euronews

El Ministerio de Defensa ruso afirma haber realizado ataques con misiles contra Kiev, la capital de Ucrania, y advierte que intensificará los ataques con misiles de este tipo.

En la capital y en otras ciudades se escucharon potentes explosiones. Las sirenas antiaéreas sonaron en toda Ucrania, en todas las regiones y la gente corrió a los refugios.

El Ministerio de Defensa ruso amenaza con aumentar el "número y la escala de los ataques con misiles contra las instalaciones" de la capital ucraniana en respuesta, según dice, a cualquier "ataque terrorista y acto de sabotaje" en el territorio ruso.

Ofensiva estancada en el este

Pero también hay otras razones. De acuerdo con el Instituto para el Estudio de la Guerra, en el este, las fuerzas rusas continuaron sin éxito los ataques diarios contra Rubizhne y Popasna, sin lograr ningún avance territorial.

Las fuerzas rusas continuaron los asaltos contra las defensas ucranianas en el suroeste y el este de Mariúpol el 13 de abril, pero el Instituto para el Estudio de la Guerra no puede confirmar ningún cambio territorial.

Moskva, segundo buque clave perdido por Rusia desde el inicio de la invasión

Y por último: el Moskva, el buque de guerra ruso que resultó dañado el miércoles por una explosión se ha hundido, según el ministerio de defensa ruso.

Kiev dice que sus misiles alcanzaron el buque de guerra. Moscú no ha informado de ningún ataque: dice que el buque se hundió tras un incendio.

El Moskva desempeñaba un "papel clave como buque de mando y núcleo de defensa aérea", según el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

Según su última actualización de inteligencia, este incidente significa que Rusia ha sufrido daños en dos activos navales clave desde que comenzó la invasión de Ucrania. El primero fue el Saratov, un buque de desembarco ruso del tipo Alligator, el pasado 24 de marzo. Estos dos sucesos llevarán probablemente a Rusia a revisar su postura marítima en el Mar Negro.