This content is not available in your region

¿Votarán a Macron los partidarios de Mélenchon?

Access to the comments Comentarios
Por Cyril Fourneris
euronews_icons_loading
Cartel de la agrupación de Mélenchon.
Cartel de la agrupación de Mélenchon.   -   Derechos de autor  JOEL SAGET/AFP or licensors

¿Qué harán los partidarios de Jean-Luc Mélenchon en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas? La respuesta será decisiva el domingo.

En Seine-Saint-Denis, un departamento con renta media baja, en París, uno de cada dos electores votó al candidato de izquierda, que quedó tercero en la primera vuelta.

"Es una segunda vuelta que no esperábamos, que no queríamos", explica un vecino del departamento. " No soporto a ninguno de los dos, pero aun así voy a votar”, admite otro.

Según un reciente sondeo, más de un tercio de los votantes de Jean-Luc Mélenchon tienen intención de votar a Macron. Pero casi la mitad se niega a tener que elegir.

Éric Coquerel, diputado de La France Insoumise de Seine-Saint-Denis, explica la posición de su partido: "Ya hacemos más de los que nos corresponde al decir que ni un solo voto debe ir a Le Pen, al aconsejar a la gente que vaya a votar. A partir de ahí, quizá le corresponda al señor Macron demostrar que Le Pen es peor que él”.

Jean-Luc Mélenchon, a diferencia de varios candidatos derrotados, se negó a pedir el voto para Emmanuel Macron. **Ha reunido en torno a su candidatura a más de 7 millones de personas. Y su partido pretende capitalizarlo, con vistas a las elecciones legislativas de junio. Haber pedido el voto para Macron, podría haberle restado votos en junio. **

"La construcción de una mayoría de " Union Populaire " (la plataforma de Mélenchon), que incluiría a los partidos que no estuvieron con nosotros en las elecciones presidenciales y que podrían unirse a nuestra plataforma, es susceptible de seguir movilizando al electorado y, por qué no, de aumentarlo”, afirma Coquerel.

Este experto no cree en una perspectiva de cohabitación entre la izquierda y el futuro presidente. Pero la estrategia podría, según él, pesar sobre el final de las elecciones presidenciales.

"Las elecciones legislativas son tradicionalmente una validación del resultado de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Pero puede tener un impacto en la movilización del electorado de Mélenchon para la segunda vuelta, empujándolo a no elegir, o a votar en blanco o nulo", cuenta Mathieu Gallard, director de estudios del instituto de sondeos IPSOS.

Las encuestas estiman que la participación estará en torno al 71%, ligeramente inferior a la de 2017. Es la recta final de estas elecciones presidenciales. A partir de este viernes a medianoche, Francia entrará en un periodo de silencio electoral, para dar a los votantes un día de calma, antes de tomar su decisión el domingo.