This content is not available in your region

Manifestaciones en todo el mundo marcan un Día del Trabajo altamente político

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EFE
euronews_icons_loading
Manifestantes durante una marcha de manifestación del Primero de Mayo en París, Francia, el domingo 1 de mayo de 2022
Manifestantes durante una marcha de manifestación del Primero de Mayo en París, Francia, el domingo 1 de mayo de 2022   -   Derechos de autor  Lewis Joly/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

8 policías heridos, 45 detenidos, gases lacrimógenos y más de cien mil personas manifestando...estos son los hechos que más han marcado Francia este 1ero de mayo, en un Día del Trabajo altamente político.

Una semana después de las elecciones presidenciales, los franceses mostraron su oposición al reelegido Emmanuel Macron en una manifestación encabezada por el sindicato CGT, condenando su plan de aumentar la edad de jubilación de 62 a 65 años.

5 000 agentes estaban en las calles de la capital, mientras se veía a manifestantes enmascarados lanzando escombros a la policía.

También fueron atacados bancos y un establecimiento de comida rápida McDonald's.

Italia

En Roma el panorama fue muy distinto. Los italianos disfrutaron el Concierto del Primero de Mayo organizado por distintos sindicatos, que volvió a las calles después de dos años. Miles de personas se reunieron en la plaza de San Giovanni para seguir el evento.

"Se respira un poco de libertad. Ver a toda esta gente aquí, sin mascarillas, riendo y bromeando, estando juntos. Y no pensar ni por un segundo en la COVID es algo fuera de control", dijo Jacopo Vergalli, un asistente del concierto.

Alemania

En la ciudad alemana de Düsseldorf, el canciller Olaf Scholz daba un discurso sobre la solidaridad con Ucrania, cuando varios manifestantes gritaron y abuchearon al canciller defendiendo la "paz sin armas".

"Respeto todo el pacifismo, respeto todas las actitudes, pero a un ciudadano de Ucrania le debe parecer cínico que le digan que se defienda de la agresión de (Vladimir) Putin sin armas. Eso es anticuado", gritó el canciller alemán, por encima de los abucheos. 

Algunos manifestantes levantaron pancartas en las que se leía "vergüenza" y "negociar la paz".

"No dejaremos solos a estos países pobres, los apoyaremos", dijo Scholz a la multitud.

A pesar de que Alemania dio marcha atrás en su política de no enviar armas a países en guerra, Scholz ha sido acusado en su país y en el extranjero de ser vacilante y lento a la hora de acudir en ayuda de Ucrania.

España

En España miles de trabajadores convocados por los sindicatos mayoritarios manifestaron celebrando el avance de los derechos laborales. Aunque según los líderes sindicales, "queda mucho por conseguir".

También urgieron subidas salariales y otras medidas para compensar los perjuicios de la inflación, además de solidarizarse con los ucranianos.

En la manifestación de Madrid de este Primero de Mayo, los líderes sindicales advirtieron de que "queda mucho por conseguir", por ejemplo en relación con las causas e indemnizaciones de los despidos, y a pesar de la subida del salario mínimo (SMI) o la ley por la que los repartidores autónomos de las plataformas digitales pasan a ser asalariados.

En declaraciones a la prensa, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, citó cuestiones como la salud y seguridad en los puestos de trabajo. Por ello, argumentó, el Día del Trabajo es el momento para "tomar aliento y seguir en la lucha".

Turquía

En Turquía las manifestaciones ni siquiera tuvieron lugar en Estambul, ya que al menos 25 manifestantes fueron detenidos por la policía antidisturbios cuando intentaban llegar a la plaza de Taksim para celebrar el 1 de mayo. 

Un grupo formado por sindicatos y miembros de partidos políticos de izquierda fue detenido cuando intentaba marchar hacia la plaza de Taksim, en el corazón de Estambul.

Los periodistas de Associated Press que se encontraban en el lugar de los hechos informaron de la detención de al menos 25 manifestantes y de pequeños enfrentamientos con los manifestantes.

Las fuerzas de seguridad intentaron impedir que los miembros de la prensa grabaran imágenes de las detenciones y rodearon a los manifestantes para detenerlos rápidamente.