This content is not available in your region

Armenia | Tensión y protestas mientras la Policía protege el Parlamento por miedo a un asalto

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Un manifestante es detenido en Ereván, Armenia
Un manifestante es detenido en Ereván, Armenia   -   Derechos de autor  Vahram Baghdasaryan/PHOTOLURE

Armenia vuelve a ser una olla de presión por el futuro del enclave separatista de Nagorno Karabaj. La Policía ha bloqueado con camiones y hormigoneras los accesos al centro de Ereván, la capital, por miedo a que los miles de manifestantes que están en las calles para pedir la dimisión del primer ministro, Nikol Pashinián, traten de tomar el Parlamento.

Desde el domingo se suceden las protestas para pedir la dimisión del primer ministro Nikol Pashinián, al que acusan de ser un traidor y querer ceder la totalidad de Nagorno Karabaj a Azerbaiyán. Más de 350 personas ya han sido detenidas. 

El presidente del Parlamento, Armen Ashotyan, interrogado mientras marchaba como un manifestante más por las calles de Ereván, dijo que el primer ministro "no tiene derecho a vender los logros de Armenia en ningún sitio, ni en París, ni en Bruselas, ni en Moscú, ni en Washington". La oposición repite que Pashinián ha perdido su legitimidad para decidir el destino del país.

En 2020, Nagorno Karabaj fue el centro de una guerra de seis semanas entre Armenia y Azerbaiyán (la segunda entre los dos países por el enclave) que dejó más de 6 500 muertos y terminó con un alto el fuego negociado por Rusia. Armenia cedió amplias zonas de territorio y Rusia desplegó en el enclave una fuerza de paz. Entre los armenios, el acuerdo firmado por Pashinián fue sentido como una humillación nacional.