This content is not available in your region

Suiza votará sobre la financiación de Frontex y un impuesto al 'streaming'

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Suiza votará sobre la financiación de Frontex y un impuesto al 'streaming'
Suiza votará sobre la financiación de Frontex y un impuesto al 'streaming'   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Michael Shields

ZÚRICH – Los votantes suizos deciden el domingo si los servicios de transmisión de vídeo a nivel mundial deben apoyar a los cineastas suizos y sobre el pago de más fondos para la agencia europea de seguridad fronteriza, Frontex, en un referéndum que pondrá a prueba los vínculos del país con la Unión Europea.

En un referéndum vinculante sobre la que se denomina “Lex Netflix”, los votantes dirán si los servicios internacionales de ‘streaming’ o retransmisión en internet deben invertir el 4% de los ingresos que obtienen en Suiza en la producción cinematográfica local, como hacen ahora las emisoras nacionales. Además, el 30% del contenido de los servicios de ‘streaming’ tendría que consistir en películas o series producidas en Europa.

Los opositores afirman que la ley —respaldada por el Gobierno y el Parlamento suizos— podría reducir la oferta de contenidos globales e incitar a los servicios de ‘streaming’ a subir los precios.

“Tenemos el máximo respeto por la decisión democrática del pueblo suizo, y esperaremos el resultado del referéndum”, dijo un portavoz de Netflix, añadiendo que la empresa estadounidense no está involucrada en la solicitud del referéndum.

Por otra parte, si los votantes aceptan aumentar la contribución suiza de dinero y personal para ampliar Frontex, los ciudadanos suizos pagarían 61 millones de francos suizos (61,5 millones de dólares) al año en 2027, frente a los 24 millones de 2021, según estima el Gobierno.

Pero si los opositores que acusan a Frontex de abusos de los derechos humanos en su trato a los refugiados se salen con la suya, podría haber algo más que consecuencias financieras.

Si la medida fracasa, podría obligar a Suiza a abandonar la zona de libre circulación de pasaportes de Schengen, de 26 países miembros, y el sistema de Dublín de coordinación de las solicitudes de asilo.

“Lamentaría mucho una decisión suiza de abandonar Schengen. Pero la pertenencia a Schengen se basa en un acuerdo internacional. Y si Suiza decide no respetar sus obligaciones en virtud de este acuerdo, debe haber consecuencias”, declaró la comisaria de Asuntos de Interior de la Unión Europea, Ylva Johansson, al periódico Tages-Anzeiger.

Un sondeo de gfs.bern para la emisora SRF mostró un 69% a favor de la financiación de Frontex, con un 25% en contra. La ley del ‘streaming’ contaría con un 56% de apoyo, con un 41% en contra.

El sondeo, realizado a finales de abril entre 6.315 votantes suizos, tiene un margen de error de 2,8 puntos porcentuales.

Los votantes también decidirán, según el sistema suizo de democracia directa, si se facilita la extracción de órganos para trasplantes, una medida que también se espera que sea aprobada

(1 dólares = 0,9921 francos suizos)